Dictadura o revolución en Cuba

Por Yacila Bondo (Colombia), publicado en La Tizza

El estallido social o levantamiento contrarrevolucionario en Cuba, sea cual sea la forma como usted lo vea, ha vuelto a poner en el debate mundial la misma discusión que se viene generando hace 60 años, desde la llegada de Fidel Castro al poder, y fomentada principalmente desde los países capitalistas encabezados por Estados Unidos: ¿es el socialismo un modelo civilizatorio funcional a las sociedades modernas? Yo lo reduciría aún más, ¿funciona el socialismo?

Yo tengo dos respuestas simples:

1. ¡Sí funciona! Si no, Cuba no hubiera logrado sobrevivir, con muy pocos amigos, 60 años.

2. El problema no es el socialismo sino el capitalismo. Y el bloqueo impuesto por los países capitalistas a los países socialistas.

Pero quiero insistir en que tener acceso a algunos cachivaches materiales que, se supone, producen bienestar, no es sinónimo ni de felicidad ni de libertad. Muchas personas en Colombia trabajan exclusivamente para pagar las cuotas de su smartphone o de su televisor LED a 24 meses; otras, mucho trabajan para pagar la renta de una casa con mala infraestructura en un barrio marginal y para garantizar al menos tres comidas al día.

Con todo y capitalismo, neoliberalismo y ayuda de EE.UU. para enfrentar la crisis económica ocasionada por la pandemia de la Covid-19, en el 2020, un poco menos de la mitad de la población en Colombia se ubicó bajo la línea de pobreza[1] y, según la revista Forbes, somos el país más desigual de Latinoamérica[2]. Además, según el informe que se mire, podemos ser el país más corrupto del mundo o ubicarnos en los primero cinco de la región.

pobreza

Hablar de las desventajas que ha generado el bloqueo económico y político a Cuba, y ahora a la hermana república de Venezuela, como un mito, es desconocer la violencia de estas medidas, especialmente en tiempos de pandemia global, no contra el gobierno cubano, sino contra su gente, la gente que se quedó en Cuba resistiendo y que está ahora en las calles pidiendo libertad y clamando por no morirse de hambre.

Desconocer y minimizar las graves afectaciones que genera el bloqueo sobre el bienestar del pueblo cubano, es ser cómplice de uno de los más grandes delitos de lesa humanidad que se hayan cometido en la historia reciente y estoy segura que un día la historia dará la razón a quienes piensan como yo.

Cuando un pueblo no tiene cómo desarrollar su industria, cuando un pueblo no tiene con quien establecer relaciones comerciales, cuando un pueblo no puede acceder a suministros médicos y avances tecnológicos, cuando a un pueblo le niegan el derecho mismo de libre movilidad y solo tiene relaciones con dos o tres amigos, cuando a un pueblo le niegan el derecho a desarrollarse según su criterio, créanme le están negando el derecho a su autodeterminación, a su soberanía, a su dignidad. En definitiva, le niegan su derecho a la libertad y esto, señores y señora, es lo que hace EE.UU. con el bloqueo: coartar la libertad de Cuba.

El bloqueo no es un elemento adicional para sumar a la mala situación de Cuba, es el elemento que causa la situación; y negar el bloqueo como lo están haciendo ahora los enemigos de la Revolución cubana, por un simple eufemismo, también los hace cómplice de este genocidio.

Mientras el presidente Biden, directamente, le pide al gobierno cubano que respete el derecho a la legítima protesta de los cubanos, llamado que por ejemplo no hizo al gobierno colombiano, sigue manteniendo las más de 247 medidas de restricción económicas a Cuba que le han impuesto en estos 60 años, medidas que se aumentaron en plena crisis de pandemia. Cuando los países deben ser más solidarios entre sí, a Cuba le imponen 50 nuevas medidas restrictivas,[3] impidiendo también sus relaciones comerciales con otros países del mundo. ¿Eso es solidaridad? ¿Es humanismo? ¿Dónde está la mal llamada comunidad internacional? ¿No hay acaso quien sancione a EE.UU.?

Porque al final no importa el tipo de régimen, o lo que haga el régimen, lo único que importa es a quién representa el régimen y a quién beneficia el régimen.

Como ya han expresado otras personas, si dicen que el bloqueo es solo una excusa levántenlo y dejen que Cuba y Venezuela puedan desarrollar sus industrias en igualdad de condiciones que los países capitalistas. Decir que el socialismo no funciona cuando no dejan que los países socialistas se desarrollen libremente, a partir de sus modelos, es tan absurdo como decir que, en una maratón, una persona con muletas tiene las mismas posibilidades de ganar que una persona con perfecto estado físico.

La historia nos ha demostrado que conceptos como democracia y libertad han sido apropiados por la modernidad global, para favorecer los discursos y representaciones construidos desde, y para favorecer, el neoliberalismo en el mundo, que es una nueva forma de imperialismo. La democracia moderna es una democracia neoliberal, y es inherente a la corrupción y a la violación de los Derechos Humanos.

La democracia representativa en sí misma tiene fallas de origen, que permite el surgimiento y permanencia de todo tipo de corrupción, así como la cooptación del sistema político por parte de una clase política que es la que siempre se mantiene en el poder, limitando la participación real de otros actores. Si no, miren los partidos Republicano y Demócrata en EE. UU., se supone que ese país es la mayor democracia del mundo pero, ¿hay espacio para otros partidos? No, es un régimen bipartidista, pero claro, como es EE.UU. nadie le dice nada.

También la democracia representativa en los países neoliberales permite la cooptación del sistema político por el sistema financiero, ejemplos hay miles, en todas las sociedades occidentales y occidentalizadas y en Colombia sí que abundan.

Para terminar, quiero dejar esta reflexión planteada en conversación con un querido amigo de Camagüey, y es que nadie discute que en Cuba debe haber un cambio, el país y la sociedad lo necesitan, «la cuestión esencial aquí es cambiar ¿para qué? ¿Por qué? ¿Por quién y para quién?».

#VivaCubaLibre DEL BLOQUEO YANKY Y NEOLIBERAL.

HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.

Publicado el 25 julio, 2021 en Cuba, Neoliberalismo, Protestas sociales, socialismo y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Ven-Cuba

MIRO CUBA DESDE VENEZUELA CHAVISTA.

cubaconamalia.wordpress.com/

“La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla” José Martí

La Santa Mambisa

Promoviendo la FE de nuestra cubanísima Revolución

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Desenlace

La verdad sobre mi país. Un blog para desmentir a los cibermercenarios

Cuba por Siempre

"Cuba es pueblo que ama y cree, y goza en amar y creer." José Martí

yurisander

Teconolgía, periodismo y vida

Fundación País Digno

Abriendo espacios de diálogo y debate entre actores sociales, políticos e intelectuales orgánicos del movimiento popular

Herencias Culturales

Herencias Culturales Guantánamo

Solidaridad Latinoamericana

"Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar"

A %d blogueros les gusta esto: