Archivo de la categoría: Ética

Lecciones de la policía cubana, una visión desde Estados Unidos.

Cuba_police_car_01.JPG

Por Reese Erlich, tomado de The Progressive.

Un grupo de policías musculosos que llevan pistolas y bastones semiautomáticos se mueven lentamente entre la multitud al final de un concierto de salsa al aire libre. Mis amigos y yo tenemos una botella de ron, y creo que los policías lo confiscarán y tal vez hasta nos arresten.

En cambio, la policía nos pide que bebamos, y rápidamente cumplimos. Confiscan la botella de vidrio para que no se pueda romper y usar como arma.

Este incidente tuvo lugar en La Habana hace algunos años, y dice mucho sobre lo que constituye una buena vigilancia policial. Los policías estaban interesados ​​en prevenir el crimen, no en agravarlo.

Contrariamente a la imagen de comunistas brutales y represivos, la policía en Cuba ofrece un ejemplo instructivo para los activistas en los Estados Unidos. La policía vive en las ciudades que patrullan. Generalmente tratan a los ciudadanos con respeto. Como documenté en mi libro Dateline Havana , las golpizas policiales a criminales son raras y los asesinatos policiales son inexistentes. Cuba tiene una de las tasas de criminalidad más bajas de América Latina. Lee el resto de esta entrada

Imperio de la simulación.

Por Eduardo Sanguinetti, tomado de NOVA.

Descubrir que nuestras instituciones, nuestra vida cotidiana, nuestros sistemas de educación e interpretación, están sometidos al imperio de la simulación, es poco más que descubrir que el modelo humanista de la vida es poco más que un modelo: confiar aún en los síntomas, intentar un juego de disuasión en una selva de simulación, y con la ingenuidad que consiste en creer que hemos escapado de ella.

Del mismo modo en que los últimos paleontólogos insinúan que la herramienta precedió al hombre “un auténtico colapso para esa complicidad milenaria entre progreso y humanismo”. La sofisticación y el grado de artificio en este caso, no deben entenderse como índice cualitativo del género humano, sino apenas como un signo cuantitativo de la especie.

Este es el estado natural y continuo que como paisaje recibimos. Lo que resultaría aún más ingenuo sería elevar al terreno del deseo justo lo que ya existe como realidad porque, aunque el conocimiento implique responsabilidad, la irresponsabilidad no va a curarnos del conocimiento, ni de la capacidad de asumir responsabilidades. Deviene resistir a los valores instaurados por poderes fácticos para una humanidad mansa y obediente, que no asimila que la responsabilidad no nos asiste en el momento en que se colapsan todas las representaciones.

Lee el resto de esta entrada

El malestar en la mentira.

Por Fernando Buen Abad, tomado de Rebelión.

Aunque algunos se esmeran en reducir la pandemia de falsedades (Fake News) al solo campo de los expertos en lo “comunicacional”, para que pontifiquen diagnósticos y pronósticos, la dimensión del problema ha escalado latitudes de gravedad inusitada. ¿Están haciéndonos adictos a lo falso? Informarse es un derecho transversal a múltiples derechos y responsabilidades. Incluye a la educación, a la democracia, a la justicia… a la política. La información y su relación con la verdad no pueden ser marionetas del circo mercantil mediático, servil a la manipulación ideológica de algunos gobiernos y empresarios oligarcas.

Es inaceptable, se lo mire desde donde se lo mire, y cada caso de falacias mediáticas constituye una agresión a la realidad, a sus protagonistas y a la historia de los pueblos. Al modo de conocer y al modo de enunciar la realidad. Nada menos.

En la praxis está la clave. Verdades o mentiras no deben presentarse como “opciones” antojadizas que se ofrecen en el “menú” cotidiano de las conveniencias manipuladoras. Eso es una obscenidad. Aunque la moral burguesa tenga, para sí, un repertorio amplio de justificaciones a la hora de mentirnos.

“El problema de si al pensamiento humano se le puede atribuir una verdad objetiva, no es un problema teórico, sino un problema práctico. Es en la práctica donde el hombre tiene que demostrar la verdad, es decir, la realidad y el poderío, la terrenalidad de su pensamiento. El litigio sobre la realidad o irrealidad de un pensamiento que se aísla de la práctica, es un problema puramente escolástico”. Marx.

En las Fake News se establece claramente una fractura que corrompe el carácter objetivo y social de una verdad. Los comerciantes de falsedades pasan horas pergeñando qué estrategia del desfalco cognitivo es más funcional a sus intereses sin tener que someter sus Fake a la prueba de los hechos. Eso convierte al “consumidor de falacias en un glotón  de embutes disfuncional y sofisticado. Mientras tanto, la producción de mentiras genera relaciones de producción que, para sostenerse, requiere de extinguir la verdad objetiva. Sitúa a los grupos sociales como animales de noria -como si fuese su destino- para motorizar el saber de lo falso. Desfigura las verdades objetivas y la práctica colectiva que las sustenta. Lee el resto de esta entrada

Crónicas desde El Salvador: Monseñor Romero.

cripta

Por Brenda Murillo.

El día de mi llegada a El Salvador le dije a mis amigos que el primer lugar que quería visitar en la ciudad era la cripta donde estaban los restos del Monseñor Romero, persona a la cual siempre había admirado, y quien fuera asesinado por defender a los más humildes.

Al día siguiente de esta conversación, en horas de la mañana, nos dirigimos hacia el centro de San Salvador, a la Catedral Metropolitana, donde está ubicada esta cripta, lugar sagrado para millones de salvadoreños. Con el silencio respetuoso y necesario en ese lugar sagrado, me senté a la izquierda de la cripta observando el lugar, donde habían personas rezando y pidiéndole milagros a Monseñor Romero, quien sería beatificado y canonizado durante el papado de Francisco, convirtiendo en Santo a este sacerdote vinculado a causas justas. Lee el resto de esta entrada

Abstinencias de corruptos.

Por Fernando Buen Abad Domínguez, tomado de Rebelión.

“Se acabó lo que se daba”, dice una voz popular, y así les fue a los “periodistas”, “comunicadores” y demás camuflajes ideológicos derechistas, en la Guerra Mediática de México. El gobierno de Andrés Manuel López Obrador decidió, en el marco del movimiento para la Cuarta Transformación, terminar con la “tradición” corrupta de inyectar dinero, en la lengua de algunos “comunicadores”, para engordar halagos, alentar cegueras y sostener una pachanga de corrupción ebria de impudicias e impunidades. Y comenzaron los estertores de las abstinencias. Sálvense las excepciones.

Algunos vieron derrumbarse sus “castillos de naipes” mediáticos. Se esfumó el “rating”, despareció el glamour de la petulancia “periodística” farandulera y se vieron en la necesidad de “reconvertirse”, es decir, trabajar de verdad. Otros aferrados a sus oropeles y sus finanzas de compadres, no terminan de creerlo mientras hierven en berrinches, aquí y allá, empecinados en recuperar el altar del ego que se fabricaron para auto-adorarse. En público. Y están, claro, los más perversos que recibieron fortunas a raudales y ahora intentan “organizarse” para derrotar y derrocar a López Obrador. Cueste lo que cueste. Lo nuevo no es que chillen, que vociferen o que bravuconeen. Lo nuevo es que, por vez primera en mucho tiempo, un gobierno se decide a frenar, de tajo, uno de los vicios más terribles en la relación Estado-Comunicación infectada por intereses mercantiles y mafias secuestradoras de poderes. Lo nuevo es que se destapa una cloaca delincuencial que ha desviado, durante décadas, los recursos del Estado (dinero del pueblo) para mantener a zánganos disfrazados de “periodistas”, para traficar falsedades y venderlas como “información”, para endiosar peleles amaestrados en las “malas artes” de fabricar “opinión pública”. Lo nuevo es que queda abierto un campo de investigación científica, jurídica, comunicacional y ética para extirpar de raíz un cáncer ideológico que hizo metástasis a sus anchas, convenciendo a la “audiencia” de que nos “informaban” con lo mejor, a tiempo, con la verdad y con credibilidad intachable. Lo nuevo es que ha sido derrotado un bastión de la ideología dominante. Ahora hay que transformarlo. Lee el resto de esta entrada

‘The Last Dance’: la deshumanización de Michael Jordan

Por Luis Gonzalo Segura, tomado de Rusia Today.

‘The Last Dance’ lo ha cambiado todo: con gran parte del planeta confinado en sus hogares para evitar el contagio de la covid-19, el documental sobre Michael Jordan se ha convertido en un terremoto mediático… y letal, en según qué aspectos.

El 11 de junio de 1997 fue, o había sido hasta ahora, un día épico en la Historia del Deporte titulado ‘Flu Game’ –por las alarmantes señales de cansancio de Michael Jordan, las cuales se atribuyeron inicialmente a una gripe–. Ese día se jugaba el quinto partido de las Finales de la NBA entre Chicago Bulls y Utah Jazz en Salt Lake City (Utah) y el marcador no podía estar más ajustado: 2-2. Las finales se jugaban entonces con un formato 2-3-2, de tal forma que, de ganar el equipo de John Stockton y Karl Malone, obligarían a los Chicago Bulls de Michael Jordan a ganar los dos siguientes partidos en su cancha. No es que fuera imposible, pero las finales se habrían complicado en extremo de vencer Utah. Lee el resto de esta entrada

Una añeja pandemia que recorre América Latina: el colonialismo informativo.

El inédito llamado de una televisora mexicana que desafió al gobierno en su lucha contra el covid-19 y abrió una crisis sin precedentes

Por Cecilia González, tomado de Rusia Today.

Un virus que parece no tener antídoto anida hace mucho tiempo en los medios latinoamericanos. Es una pandemia que, según el caso, puede desatar indignación o admiración, que socava o fortalece la imagen de gobiernos, que desprecia los esfuerzos locales y prioriza el aval externo.

Se trata de la dependencia hacia la mirada de “la prensa extranjera”, que ni siquiera abarca de verdad a la prensa extranjera, sino que se limita a recoger la visión de los medios más influyentes de los países occidentales. Basta que algún diario de renombre en Estados Unidos o Europa publique un reportaje o análisis para que esa información tenga amplia repercusión en el país latinoamericano aludido. Y, sobre todo, para que se valide esa posición, tenga o no sustento. Si lo dijo el medio importantísimo, es más que suficiente para provocar vergüenza u orgullo nacional. La autoestima al servicio del juicio ajeno. Lee el resto de esta entrada

Los medicamentos se investigan, se prueban y se aprueban.

Por Luis A. Montero Cabrera, tomado de Cubadebate.

Asclepios es un héroe o semidios en la mitología griega, hijo de Apolo y nieto del mismísimo Zeus, dios de dioses. Se entrenó en la manipulación del cuerpo humano con Quirón, que se describía como un centauro (mitad hombre y mitad caballo). Parece que superó a su maestro en habilidades “quirúrgicas”. Píndaro lo describía en una oda como que: “hizo remedios y liberó del dolor a cada uno por cada enfermedad; a algunos con suaves canciones de encantamiento; a otros los curó con relajantes dosis de medicamentos, o envolvió sus extremidades con ungüentos trabajados, y a algunos los sanó con el cuchillo del cirujano.”[i] Lee el resto de esta entrada

¿Danzará Luis Almagro al son de Otaola?

Por M. H. Lagarde.

Otra evidencia de hasta qué límites ha llegado la decadencia de la propaganda anticubana será sin dudas la anunciada comparecencia de Luis Almagro, Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de John Barsa, actual administrador de la USAID, en el vodevil politiquero que dirige, desde Miami, el “influencers” Alexander Otaola.

Según anunció hace unos días el propio conductor del programa Hola! Ota-Ola, esas dos altas figuras del gobierno norteamericano -no olvidar que Almagro no es más que un vulgar peón de Pompeo- tendrán el honor, el próximo 7 de mayo, de rebajar hasta el extremo de la sordidez política, el poco prestigio con que todavía cuentan las organizaciones que ambos representan. Lee el resto de esta entrada

Estados Unidos miente cuando ataca la cooperación médica de Cuba.

Por Johana Tablada.

El nuevo panfleto del Departamento de Estado, oprobiosamente titulado La verdad sobre las misiones médicas de Cuba”, está lleno de mentiras.

La verdad es que su objetivo consiste en tratar de ocultar que ha fracasado la campaña de presiones iniciada hace más de un año por el gobierno de Estados Unidos para poder cesar la cooperación internacional de Cuba en cualquier país, hacer lo imposible por desvirtuar la naturaleza de la misma y presentarla como lo que no es.

Lee el resto de esta entrada

Ven-Cuba

MIRO CUBA DESDE VENEZUELA CHAVISTA.

cubaconamalia.wordpress.com/

“La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla” José Martí

La Santa Mambisa

Promoviendo la FE de nuestra cubanísima Revolución

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Desenlace

La verdad sobre mi país. Un blog para desmentir a los cibermercenarios

Cuba por Siempre

"Cuba es pueblo que ama y cree, y goza en amar y creer." José Martí

yurisander

Teconolgía, periodismo y vida

Fundación País Digno

Abriendo espacios de diálogo y debate entre actores sociales, políticos e intelectuales orgánicos del movimiento popular

Herencias Culturales

Herencias Culturales Guantánamo

Solidaridad Latinoamericana

"Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar"

Nací para escribir LO

Escribiendo desde que tengo uso desde razón (Sí, lo sé, desde ayer)