Archivo del sitio

El significado de las manoplas de Bernie Sanders: cinco posibilidades

Los asistentes, incluido el senador Bernie Sanders, I-Vt., Escuchan durante la 59a inauguración presidencial en el Capitolio de los Estados Unidos en Washington, el miércoles 20 de enero de 2021 (Caroline Brehman / Pool vía AP)

Por Naomi Klein, publicado en The Intercept

El poder simbólico del viejo par de guantes de Bernie fue obra del «nosotros» en «no yo, nosotros».

Lástima de los directores de arte, los estilistas y los directores de escena. Se invirtió tanto esfuerzo, gusto, estrategia y dinero en la planificación de la semiótica de la toma de posesión de Joe Biden. El tono preciso del morado real de Kamala Harris  (¡que te jodan Vogue y tu cubierta descuidada !). La selección de una marca más pequeña hecha en Nueva York para vestir a Jill Biden de azul océano (¡una forma de apoyar a las pequeñas empresas en una pandemia!). El puro peso del broche de paloma dorada de Lady Gaga (¡la diversión de los «Juegos del Hambre»  !).

Y, sin embargo, todo fue en vano. Porque en un mar de máscaras faciales exquisitamente combinadas , los viejos y andrajosos mitones de Bernie Sanders los eclipsaron a todos, convirtiéndose instantáneamente en el mensaje visual más discutido, encantado y trastornado de la ocasión histórica. ¿Qué debemos hacer con esto? ¿Por qué tantos millones se conectaron con cualquier idioma que hablaran los guantes? ¿Fue un delirio pandémico: todos proyectamos nuestro aislamiento social en la persona más aislada de la multitud? ¿Fue sexismo y racismo, los Bernie Bros una vez más fallando en reconocer los mensajes subversivos expresados ​​en las elecciones de moda de las mujeres que destrozan el techo de cristal? ¿Fue, como un amigo me envió un mensaje de texto mientras escribía estas palabras, «el deseo secreto del mundo de que Bernie fuera nuestro presidente»?

Lee el resto de esta entrada

¿Por qué no avanzó más Bernie Sanders?

Por Nicanor León Cotayo, publicado en Cubasí

Cuando este senador de Vermont amagaba con encaminarse hacia la candidatura presidencial demócrata, la realidad lo fue desvaneciendo.

Ello corroboró, entre otras cosas, que su diferencia con su colega Joe Biden era solo matizada.

Es obvio que Sanders no es bien visto por el gran mundo empresarial de Wall Street ni por la prensa dominante.

A la vez, como una suerte de “disidente político”, era marginado sutilmente en los debates.

Lee el resto de esta entrada

USA-elecciones: ¿Hacia una salida «moderada”?

Por Nicanor León Cotayo, publicado en Cubasí

Luego de transcurrido el Súper Martes, quienes dominan  la sociedad estadounidense parecen inclinados a imponer una solución intermedia.

Esta pretende evitar las opciones de Bernie Sanders y Donald Trump.

O sea, prefieren lo que representa un político del establischment como Joe Biden.

Una señal estaría radicando en la  renuncia del multimillonario Michael Bloomberg a proseguir en el espectáculo como aspirante a la candidatura presidencial demócrata.

Lee el resto de esta entrada

Un fantasma recorre Estados Unidos

 

Por Rosa Miriam Elizalde, publicado por Cubadebate

He recordado el interrogatorio de los colaboradores del senador Joseph McCarthy al escritor Dashiell Hammett, en estos días de escándalo porque Bernie Sanders habló medianamente bien de Cuba.

En el afán por hallar trazas de comunismo en cualquier lugar y a cualquier precio, el autor de El halcón maltés debió explicar si algunas de sus obras estaban relacionadas con «problemas sociales». Hammett recordaba un relato corto llamado Night shadeen el que se pronunció contra el racismo. Tras varios rodeos, el inquisidor le exigió entonces que precisara si el cuento «refleja de alguna forma las posiciones comunistas sobre los problemas raciales”. “No más que la de otros partidos políticos”, respondió Hammett.

Aunque la actividad política del senador McCarthy tuvo corta vida, el macartismo como tendencia, sin embargo, lo sobrevivió hasta hoy. El “ismo” que lleva su nombre puede leerse como la institucionalización del anti-comunismo, un fenómeno socio-cultural que ha penetrado la sociedad estadounidense y que proyecta su larga sombra sobre la contienda electoral que define al candidato demócrata a la Casa Blanca.

Lee el resto de esta entrada

Fidel aún los tiene locos: La batalla de las ideas en Estados Unidos

Por Eva Colinger, publicado en Rusia Today

¿Qué diría Fidel Castro si supiera que en el año 2020, cuatro años después de su fallecimiento, y más de sesenta años después de su llegada al poder en Cuba, aún sigue siendo el centro del discurso político en Estados Unidos?

Parece cómico que el establishment político estadounidense no puede dejar de pensar en Fidel, aunque él se retiró del poder en el 2006 y las nuevas generaciones en Estados Unidos han crecido después de la Guerra Fría. Es como una obsesión infantil que Washington no puede olvidar. Fidel y su revolución cubana sobrevivieron once presidentes estadounidenses —Eisenhower, Kennedy, Johnson, Nixon, Ford, Carter, Reagan, Bush, Clinton, W. Bush y Obama (aunque Fidel falleció cuando Obama aún era presidente, la revolución ha seguido). Y de pronto, serían doce con Trump.

Lee el resto de esta entrada

Sanders: ahí viene el coco

Por Ángel Guerra, publicado en La Santa Mambisa

Cunde el pánico en el Estados Unidos de arriba. Bernie Sanders es el competidor a vencer por los otros contendientes, o por lo menos a restarle empuje, en las primarias de Carolina del Sur del sábado 29, y, sobre todo, en el supermartes 3 de marzo cuando se disputarán 1357 delegados al colegio electoral.

El domingo 23 de febrero sonaron las alarmas en el Establishment del Partido Demócrata y, en general de los adinerados, cuando Sanders se dibujó como favorito para obtener la nominación presidencial de esa agrupación.

Lee el resto de esta entrada

El fascismo y el odio, Estados Unidos y América Latina, 2020 (II)

El fascismo pretende rescribir la Biblia a favor de los oligarcas, no de los pobres. Foto: AFP.

Por José R. Oro, publicado en Cubadebate

No es aún suficiente lo que hacemos hoy para analizar y enfrentar con éxito la “cruzada espiritual” que está utilizando Estados Unidos en Latinoamérica. Es algo evidente, en la sostenida agresión contra Venezuela, Nicaragua y Cuba, el derrocamiento de Evo Morales y el golpe contra Zelaya en Honduras, entre otros eventos, participan en mayor o menor grado ciertas “iglesias”, “organizaciones religiosas caritativas” y “predicadores”, en muchas ocasiones organizados por la Usaid.

Entra con fuerza en la palestra un nuevo factor de fe, relacionado con el mundo espiritual.  En el golpe de Estado de Augusto Pinochet en Chile, ya lejano en el tiempo, los militares (lo mismo que sus homólogos argentinos) decían que actuaban para salvar los valores de la civilización occidental cristiana frente al comunismo ateo. Pero hoy las fuerzas progresistas tienen un papel muy importante dentro de la Iglesia católica, desde el Vaticano a las parroquias.

Lee el resto de esta entrada

Entérate cubano

Actualidad de Cuba para los cubanos en el exterior.

Ven-Cuba

MIRO CUBA DESDE VENEZUELA CHAVISTA.

cubaconamalia.wordpress.com/

“La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla” José Martí

La Santa Mambisa

Promoviendo la FE de nuestra cubanísima Revolución

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Desenlace

La verdad sobre mi país. Un blog para desmentir a los cibermercenarios

Cuba por Siempre

"Cuba es pueblo que ama y cree, y goza en amar y creer." José Martí

yurisander

Teconolgía, periodismo y vida

Fundación País Digno

Abriendo espacios de diálogo y debate entre actores sociales, políticos e intelectuales orgánicos del movimiento popular

Herencias Culturales

Herencias Culturales Guantánamo