Ante Apagones y Carencias, “Ahora sí Cuba Tiene Que Cambiar”… Pero, ¿Qué Significa Eso?

Ante Apagones y Carencias, “Ahora sí Cuba Tiene Que Cambiar”… Pero, ¿Qué Significa Eso?

Por Manuel Tejeda, publicado en El Diario Latinoamericano

Hace unos días publicamos un artículo al que quizás te sea útil echar un vistazo antes de emprenderla con este: se titula: “Ladrando al Árbol Equivocado”:  Un Refrán Inglés Que Algunos Cubanos Deberían Tomar en Cuenta“, pues podría considerarse como una antesala para este otro y se trata de cómo algunos buscan a los culpables de lo que está sucediendo hoy en Cuba en el lugar menos acertado.

Ahora queremos abordar otra arista del mismo tema: la situación con los apagones y la carencia de alimentos y medicinas está difícil, muy difícil y eso ha llevado a muchos a usar una frase que a los enemigos de Cuba les viene como anillo al dedo y les provoca hacerse agua la boca: “Ahora sí Cuba Tiene Que Cambiar“. ¿Tiene algo de malo esa frase? Pues no nos hagamos tontos, y mucho menos ingenuos: NO y SÍ.

Claro que Cuba tiene que cambiar y seguir cambiando. Y los cubanos debemos luchar por eso. Todos los países tienen que cambiar y seguir cambiando. Es la dialéctica de la vida. Todos los países, incluyendo esos “modelos nórdicos” que con tanta frecuencia mencionamos y que a veces no son tan “modelo“, tienen que cambiar muchísimas cosas, mejorar muchos aspectos de su estructura social, de su estructura política y de la forma en que se administra y distribuye la riqueza. “Ahora sí hace falta un cambio” pues es un sayo que puede ponerse Cuba y buena parte del mundo también.

Y no nos referimos a EE.UU. donde no se necesita un simple cambio, sino un cambio RADICAL. Si no me crees, pregúntale a los 27 millones de estadounidenses que no tienen seguro médico o a los 60 millones que sí tenemos, pero no vamos al médico porque no podemos pagar el oneroso copago de los medicamentos y los tratamientos; o a los millones de padres que tememos mandar los hijos a la escuela o dejarles ir al cine, o al parque, porque puede venir un loco armado con un AR-15 y jamás regresarán a casa; o pregúntale a los millones de viejitos cuyo retiro no les alcanza para comprar la canasta básica y van llorando a los supermercados si se requiere un cambio; o a los cientos de miles de veteranos a los que luego de mandar a pelear guerras injustas los abandonamos a su suerte; o a los cientos de miles de niños que duermen con hambre; o a los negros y latinos que sentimos día a día el recrudecimiento de la supremacía blanca, el odio y la discriminación.

Me refiero al cambio “natural“, lógico de todos los procesos. Y más aún, de un proceso revolucionario de un pueblo que ha decidido no vivir bajo las leyes y pautas trazadas por los poderosos de este mundo. Entonces, claro que Cuba tiene que cambiar. “Ahora“, y mañana, y pasado, y dentro de unos años. Y no sólo el Gobierno debe y tiene que ser protagonista de esos cambios, sino todos los cubanos (incluyendo los de buena voluntad que vivimos fuera de la Isla). Todos los que a veces no las pasamos pensando qué más puede Cuba hacer por nosotros en vez de qué más podemos hacer por Cuba.

Pero la parte negativa de la frasecita de marras está en otro lado: precisamente en su INDEFINICIÓN. ¿A qué CAMBIO exactamente nos estamos refiriendo? ¿Qué es lo que “ahora sí” hay que cambiar en Cuba?

No es difícil ver que sólo hay dos respuestas a esas preguntas: una tomaría en cuenta el cambio natural, lógico, necesario al que nos referimos arriba.

La otra, la que suena como miel en los oídos de la extrema derecha miamense es la que se refiere al CAMBIO de SISTEMA y al CAMBIO de GOBIERNO. Pues bien, detallemos esa opción y su significado.

Lo que muchos implican (y otros repetimos como papagayos sin saber que estamos jugando el juego de los viles) es abandonar las conquistas sociales de la Revolución Cubana, abandonar el socialismo, que la izquierda revolucionaria suelte las riendas del poder y las entregue a la derecha contrarrevolucionaria. ¿A quién, a los Díaz-Balart, a María Elvira Salazar, a los que aplaudían y vitoreaban a Posada Carriles, a los que piden invasión a Cuba, o a los que enardecidos por un payaso de turbante y raras muecas piden más bloqueo y más sufrimiento para nuestro pueblo?

No seamos ingenuos. No existe dentro de las huestes revolucionarias cubanas, ni en la llamada “sociedad civil“, y mucho menos en el mal llamado “exilio histórico” una “tercera” fuerza capaz de dirigir Cuba: o el poder sigue en manos del Partido Comunista de Cuba, quien con muchos aciertos y no pocos errores sigue capeando los temporales que provoca un criminal bloqueo de más de 60 años y defendiendo conquistas sociales que no tiene ningún país de América Latina, o el poder pasa a manos de esos que mencionamos antes y que, por asco y vergüenza, tanto trabajo da pronunciar sus nombres.

Para entender la magnitud real de las cosas hay que verlas en toda su rudeza: no se puede hablar de “cambio en general“. O hablamos de “cambios revolucionarios” o de “cambios contrarrevolucionarios“. No nos hagamos los tontos ni queramos verle la cara de tontos a los demás. No hay terceras opciones. Es hora de definirnos respecto a eso también.

A los que opten por los cambios dentro de la Revolución, mi único mensaje es de aliento y fuerza para continuar resistiendo y avanzando. Y lo digo con toda convicción aunque algunos me acusen de facilismo por pedir resistencia cuando yo no comparto sus mismas carencias materiales. Es cierto que no, pero mucho de los que luchamos en tantas partes del mundo no lo hacemos porque a nosotros personalmente nos falte algo, sino porque a muchos les falta tanto.

A los que abierta o solapadamente abogan por la segunda opción y por “cambio” entienden abandono, entreguismo, servilismo y rendición les tengo solo dos preguntas, independiente a la escasa posibilidad de que sus aspiraciones se materialicen: ¿De verdad creen ustedes que entregar el poder a la derecha que clama invasión y sangre desde la comodidad del jamón y el aire acondicionado resolvería las cosas en Cuba? ¿Por qué entonces no las han resuelto en Puerto Rico, que es parte de EEUU o en la Latinoamérica donde no hay socialismo?

Poco antes de ganar las elecciones en Colombia, Gustavo Petro decía: “Si la derecha tuviera la solución a las crisis y los problemas hace rato estuvieran resueltos pues ellos llevan 200 años en el poder“. Es la hora de la izquierda revolucionaria en toda esa Latinoamérica que ve a Cuba como un faro de resistencia y dignidad.

Pero la dignidad no se come“, me dirán algunos oportunistas y no pocos confundidos. Y mi respuesta seguirá siendo la misma: “Es cierto, pero la indignidad tampoco y es, además, bochornosa“. Si por “cambiar” se entiende retornar a la Cuba de 1958 o a la desesperanza del tercer mundo actual, cada vez más carcomido por las políticas neoliberales, no sólo será muy deshonrosa la opción, sino que tampoco traerá comida, o abastecimientos o bienestar para todos. ¿Si no han sido capaces de lograrlo en otras partes, por qué habrían de hacerlo con Cuba? Si algunos han decidido perder la honra, al menos que lo hagan sin ingenuidad.

Hay que encontrar soluciones nuevas a los problemas viejos y no viceversa. A los “servidores de pasado en copa nueva” recordémosle aquella máxima del gran Sócrates: “El secreto del cambio es enfocar toda tu energía no en luchar contra lo viejo, sino en construir lo nuevo“. Sigamos abriendo los caminos del socialismo y del progreso por el camino correcto. La segunda opción es muy mala. Y no hay una tercera.

Publicado el 4 julio, 2022 en Cuba y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Maricela Leyva Arias

    Concuerdo 100 por ciento. En Cuba sólo hay una opción, defender el socialismo hasta con las uñas. No queda otra, sólo los ingenuos piensan diferente.

  1. Pingback: Ante Apagones y Carencias, “Ahora sí Cuba Tiene Que Cambiar”… Pero, ¿Qué Significa Eso? #CubaporlaPaz

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

El Heraldo Cubano

En busca de la verdad

Entérate cubano

Actualidad de Cuba para los cubanos en el exterior.

Ven-Cuba

MIRO CUBA DESDE VENEZUELA CHAVISTA.

cubaconamalia.wordpress.com/

“La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla” José Martí

La Santa Mambisa

Promoviendo la FE de nuestra cubanísima Revolución

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Desenlace

La verdad sobre mi país. Un blog para desmentir a los cibermercenarios

Cuba por Siempre

"Cuba es pueblo que ama y cree, y goza en amar y creer." José Martí

yurisander

Teconolgía, periodismo y vida

Fundación País Digno

Abriendo espacios de diálogo y debate entre actores sociales, políticos e intelectuales orgánicos del movimiento popular

Lindero Norte

Periodismo sin Fronteras

A %d blogueros les gusta esto: