Estados Unidos asfixia a Cuba por un antiimperialismo inquebrantable y victorioso a un gran costo. (+ Video)

Por Aaron Maté, publicado en The Grayzone, EE.UU.

La política exterior antiimperial de Cuba ayudó a poner fin al apartheid en Sudáfrica y a sostener los movimientos de liberación en todo el mundo. El historiador Piero Gleijeses dice que esa es una de las principales razones por las que Estados Unidos ha aterrorizado a la nación insular hasta el día de hoy. 

La política exterior antiimperialista de Cuba ayudó a poner fin al apartheid en Sudáfrica y a apoyar los movimientos de liberación en todo el mundo, para gran indignación del gobierno de Estados Unidos, que ha colocado a la nación insular bajo un bloqueo paralizante durante más de seis décadas. 

El historiador y autor Piero Gleijeses analiza la historia de la política exterior cubana y cómo Estados Unidos ha tratado de castigar vengativamente a la pequeña nación insular por resistir su hegemonía global.

“Hay muy pocos ejemplos [en la historia] del idealismo demostrado por el gobierno cubano en su política exterior en África”, dice Gleijeses.

Invitado : Piero Gleijeses. Profesor de la Universidad Johns Hopkins. Autor de “Misiones en conflicto: La Habana, Washington y África, 1959-1976” y “Visiones de libertad: La Habana, Washington, Pretoria y la lucha por África austral, 1976-1991”.

TRANSCRIPCIÓN

AARON MATÉ : Bienvenido a Pushback. Soy Aaron Maté. Junto a mí está Piero Gleijeses. Es profesor de la Universidad Johns Hopkins, autor de Misiones en conflicto: La Habana, Washington y África y Visiones de libertad: La Habana, Washington, Pretoria y la lucha por África austral . Profesor Gleijeses, bienvenido a Pushback.

PIERO GLEIJESES : Gracias.

AARON MATÉ : Quería tenerlo porque se lo considera una autoridad líder en la política exterior de Cuba, y creo que es una parte de la historia que se pasa por alto en este momento cuando se trata del bloqueo actual de Estados Unidos contra Cuba.

Cuba atraviesa un período muy difícil en este momento, condiciones muy duras bajo COVID y con una gran escasez de productos básicos, incluida la comida. Y en lugar de aliviar el bloqueo como había prometido, Joe Biden continúa con la política de Trump de mantener el bloqueo e imponer sanciones asesinas. Y en las discusiones sobre esto y las discusiones sobre los motivos de Estados Unidos, el hecho de que haya una enorme comunidad cubana de exiliados de derecha en Florida es un factor importante, también el deseo de Estados Unidos de aplastar el socialismo en Cuba y prevenir cualquier tipo de modelo alternativo. en el mundo para el capitalismo de Estado de Estados Unidos también es un factor muy importante, pero quería preguntarle sobre la política exterior de Cuba, que creo que se pasa por alto en la discusión como una causa de la animadversión de Estados Unidos hacia Cuba. Entonces, antes de entrar en ese contexto,

PIERO GLEIJESES : Bueno, Cuba atraviesa una crisis económica y política. No he estado en Cuba desde 2015, por lo que no tengo el conocimiento íntimo de la situación en Cuba que hubiera tenido hace seis o siete años. La situación económica es muy difícil. El nuevo gobierno no tiene el prestigio, el carisma de Fidel Castro o Raúl Castro, por lo que es una situación difícil. Y hay una crisis política y económica en el país.

Las sanciones de Estados Unidos no tienen absolutamente ninguna justificación. Fueron impuestos para castigar a Cuba por su política exterior durante la Guerra Fría, por enfrentamientos entre Cuba y Estados Unidos, en los que Estados Unidos, la mayor parte del tiempo, fue el culpable. Y África es un excelente ejemplo de eso. Entonces, en cierto modo, hay dos cosas separadas. Por un lado, hay una situación político-económica muy difícil en Cuba; por otro lado, hay sanciones vengativas de un país que a menudo fue derrotado por la Cuba de Fidel Castro en política exterior. Y los estadounidenses son bastante vengativos. El juego limpio no es la cualidad de los anglosajones.

AARON MATÉ : Muy bien, háblame de por qué los anglosajones en Washington son vengativos. ¿Por dónde deberíamos empezar? Porque el legado de la política exterior de Cuba se remonta a muchas décadas.

PIERO GLEIJESES : La Revolución Cubana comenzó a humillar a Estados Unidos a fines de la década de 1950, principios de la de 1960. Nuestro hábito, la práctica estadounidense, era usar la fuerza y ​​derrocar a cualquier régimen que representara un desafío en el hemisferio —en el patio trasero, más bien— en Centroamérica, el Caribe, y estábamos acostumbrados a dominar la región. Y aquí tenemos un gobierno que se enfrentó a los Estados Unidos y pudo sobrevivir. Y tienes la agresión estadounidense a Bahía de Cochinos, y fue derrotada por Cuba y fue una humillación para la administración Kennedy, etc.

Luego está el choque entre Cuba y Estados Unidos en América Latina y en África. Pero yo diría que la propia supervivencia de la Revolución Cubana fue una ofensa y un insulto para Estados Unidos, particularmente en la década de 1960, y luego el legado continuó. Luego, a principios de la década de 1970, estábamos dispuestos a citar entre comillas “perdonar a Cuba” y aceptar la existencia del régimen en Cuba. Nuestros procedimientos comenzaron a avanzar hacia el establecimiento de un odus vivendicon Cuba, y que tenemos? La llegada de las tropas cubanas a Angola en 1975. Derrotaron una importante operación encubierta llevada a cabo por Estados Unidos y el régimen de apartheid de Sudáfrica. Fue una humillación para Estados Unidos. Pero en términos reales lo que tenías en 1975 en Angola era un eje del mal —Pretoria, Washington— y fueron derrotados por los cubanos. Y puedes imaginar la humillación de ser derrotado por un pequeño país que había sido una colonia de facto de Estados Unidos.

Y luego tienes a Carter. Carter está dispuesto a discutir un odus vivendi con Cuba, el establecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba, pero Carter exige que las tropas cubanas abandonen Angola. Tuviste una situación en la que Estados Unidos mantuvo a cientos de miles de soldados en Europa Occidental en la década de 1970, para proteger a Europa Occidental de una amenaza soviética inexistente, porque no existía una amenaza soviética para Europa Occidental en la década de 1970. Pero a los cubanos no se les permitió mantener tropas en Angola para proteger al gobierno angoleño de una amenaza sudafricana muy real. Incluso la CIA reconoció que las tropas cubanas eran indispensables para mantener la independencia de Angola por la amenaza sudafricana. Sudáfrica controlaba Namibia, fronteriza con Angola.

Y entonces, entonces tienes otra cosa. A partir de 1974 tienes la revolución etíope. Y para abreviar la historia, primero la conclusión, luego un desarrollo. En el verano de 1977, Somalia invadió Etiopía para anexar una parte del territorio etíope que ayuda a la población somalí: los Ogaden. Y en noviembre de 1977 Cuba envió tropas para detener la invasión somalí y ayudar a los etíopes a expulsar a los somalíes del territorio etíope.

AARON MATÉ : Entonces, hablemos de por qué Cuba terminó en África y específicamente en Angola. Usted ha hablado de que esta fue la primera vez que un país extranjero intervino realmente en África contra el apartheid en Sudáfrica. Entonces, para las personas que no conocen esa historia, ¿cómo Cuba, esta pequeña nación insular en el Caribe de diez millones de habitantes, cómo terminó Cuba en África, en Angola, en una guerra civil complicada donde hubo algo así como tres? lados diferentes?

PIERO GLEIJESES : Bueno, hay que empezar a principios de los sesenta, porque Angola se está desarrollando por un camino que había comenzado a principios de los sesenta. Y permítanme hacer dos comentarios generales. Uno, la política exterior cubana en el Tercer Mundo, en América Latina y África. Hay muchos informes de la CIA y el INR, [Oficina de] Inteligencia e Investigación del Departamento de Estado, y decían que había dos motivaciones clave en la política exterior cubana en el Tercer Mundo en la década de 1960. Ahora estoy hablando de la década de 1960. Uno fue la autodefensa; es decir, Estados Unidos se negó a discutir con Cuba la posibilidad de un odus vivendi . Y en cambio…

AARON MATÉ :  odus vivendi significa básicamente como una distensión, una normalización de las relaciones.

PIERO GLEIJESES : Sí, normalización. El fin de las acciones paramilitares, intentar estrangular la economía cubana, etc. Y nos negamos. Y de nuevo, estoy parafraseando a la CIA y al INR. Tienes el elemento de autodefensa que es, ‘Bueno, estamos tratando de apoyar movimientos revolucionarios en América Latina y en África, para abrir más frentes contra Estados Unidos. Si Estados Unidos se enfrenta a una segunda Cuba, una tercera Cuba en América Latina, por ejemplo, no podrán concentrarse solo en nosotros. Esto, por extensión, también [se aplica] a África ».

Y luego está el otro elemento, la otra motivación clave. Nuevamente, estoy parafraseando a la CIA y al INR. Escribo para un público estadounidense, así que siempre que puedo trato de utilizar los informes de la CIA y la inteligencia del Departamento de Estado. Y hablan del idealismo de la Revolución Cubana, la fe de Fidel Castro y sus asociados. Tienen que luchar para ayudar a la gente del Tercer Mundo a liberarse. Es un deber moral de la Revolución Cubana. Según la CIA y el INR, tienes esta doble motivación de la política exterior cubana.

Si lee los informes de la CIA, INR en la década de 1960, nunca encontrará una explicación de las acciones de Cuba en el Tercer Mundo, ya que Cuba actúa como representante de la Unión Soviética. Nunca se menciona a la Unión Soviética como alguien que determina a Cuba, motiva las acciones de Cuba en el Tercer Mundo. De vez en cuando tienes referencias al ego de Fidel Castro, pero nunca es la razón clave. Las dos motivaciones clave son la autodefensa y el idealismo.  [diafonía]

AARON MATÉ : Bueno, a pesar de que Cuba dependía mucho de la Unión Soviética, ¿no chocaban también en política exterior, especialmente en América Latina?

PIERO GLEIJESES : Sí, quiero decir que hay una especie de división muy interesante.

Bueno, en primer lugar, Cuba chocó abiertamente con la Unión Soviética. Fidel Castro pronunció discursos en los que criticó, de manera muy severa, a la Unión Soviética; 1966-1967 Cuba criticó abiertamente la política exterior de la Unión Soviética en América Latina, la falta de apoyo soviético a Vietnam, las políticas internas de la Unión Soviética. Ningún país de Europa Occidental se atrevió a criticar, a chocar con Estados Unidos tanto como Cuba chocó con la Unión Soviética. Ni siquiera la Francia de De Gaulle, lo que la hace completamente cómica. Cuando la gente habla de Cuba como cliente de la Unión Soviética y en términos de políticas en la década de 1960, la política cubana y soviética en África fue en la misma dirección. No hubo enfrentamientos. Pero la política cubana y soviética en África después de 1963 chocaron porque Cuba continuó apoyando la lucha armada en América Latina,

AARON MATÉ : Correcto, sí.

PIERO GLEIJESES : Tuviste enfrentamientos.

AARON MATÉ : Bueno, llévanos a Angola. ¿Cómo llega Cuba a Angola en 1975 y qué pasaba entonces?

PIERO GLEIJESES : Cuba ya había jugado un papel en África en la década de 1960, la primera participación cubana. No hay forma de evitar la década de 1960 para explicar 1975, y 1975 no nace del aire.

Entonces, tenemos la primera intervención cubana en África en 1961. Durante la Guerra de Independencia de Argelia, tienes un barco cubano que llega a Casablanca, Marruecos, que fue la retaguardia de los luchadores por la libertad argelinos, con armas para los argelinos, y sale de Casablanca con heridos argelinos y huérfanos argelinos, huérfanos de guerra, que serán educados en Cuba. Entonces, ese es el comienzo de la relación de Cuba con África.

Y en una forma tienes las dos dimensiones clave de la ayuda cubana a África: militar y humanitaria. Y esto continúa en la década de 1960. Tienes la intervención cubana en Congo Léopoldville, el ex Congo Belga, y tienes, a partir de 1966, la asistencia cubana a los rebeldes en Guinea-Bissau, luchando por la independencia contra Portugal. Y ya tenías en 1965-67 el establecimiento de relaciones entre Cuba y el MPLA, el Movimiento [Popular] para la Liberación de Angola, porque tienes presencia cubana en Congo-Brazzaville; entrenaron guerrillas, etc.

A principios de la década de 1970, a excepción de Guinea-Bissau, ahora tenemos a Angola, Cuba no estaba particularmente involucrada en África. Recuerdo mi propia opinión sobre Cuba a principios de la década de 1970: un buen cliente de la Unión Soviética, una Bulgaria tropical. Y de repente, tenemos estos miles de efectivos cubanos que llegan a Angola.

¿Y qué desencadenó la intervención cubana? Bueno, los angoleños se volvieron hacia los cubanos a principios de 1975, el MPLA, este movimiento en una situación de guerra civil común en Angola, y los cubanos dan alguna ayuda, pero muy limitada.

Lo que motiva a los cubanos es la invasión sudafricana, es cuando ven que Sudáfrica está tratando de dominar a Angola, lo que significa fortalecer el control del sur de África, del apartheid sobre el sur de África. Mi opinión personal es que sin la invasión sudafricana Cuba no habría intervenido. Fidel Castro lo llamó en una conversación con los asistentes —y tienen el documento— es una lucha contra el apartheid, la causa más bonita romanidad , la causa más hermosa de la humanidad. Y pienso de nuevo que lo que Fidel Castro, lo que entendieron los cubanos, es que la victoria del eje, Washington y Sudáfrica, habría fortalecido el apartheid en el sur de África.

Mira, es muy interesante. En términos de realpolitik, la intervención fue contra los intereses de Cuba. En 1975 Kissinger había iniciado un proceso para establecer relaciones diplomáticas con Cuba. Se estaban manteniendo conversaciones secretas y el objetivo era el restablecimiento de las relaciones diplomáticas. Con el permiso de Estados Unidos, la Organización de Estados Americanos levantó las sanciones contra Cuba. Cuba estaba recibiendo, por primera vez, líneas de crédito de las principales potencias europeas: Francia e Inglaterra, e incluso Alemania prometió ayuda para el desarrollo, al igual que Canadá.

Claramente, si interviene en Angola, todo esto está en riesgo, además Cuba intervino sin ningún acuerdo con la Unión Soviética. Cuba no informó a la Unión Soviética de su decisión de enviar tropas porque sabían que los soviéticos se habrían opuesto, porque [Leonid] Brezhnev, el secretario general del Partido Comunista Soviético, estaba obsesionado con la idea de la distensión con Estados Unidos. . Estoy parafraseando. El director de Inteligencia Central me llamó en una reunión del Consejo de Seguridad Nacional, creo, en agosto de 1975, cuando le dijo a Ford que Brezhnev sabía que el primer congreso común del Partido Comunista Soviético en febrero de 1976, sería su último congreso. porque estaba mal de salud y quería ir al congreso habiendo concluido el tratado SALT-II [conversaciones sobre limitación de armas estratégicas] con los Estados Unidos. Esta era su obsesión. Y obviamente, si Cuba envía tropas a Angola, esto va a afectar la distensión. Entonces, Cuba intervino sin ninguna promesa de apoyo soviético. Y los cubanos no temían en ese momento que Estados Unidos respondiera militarmente, porque Ford era un presidente que no había sido elegido, su legitimidad era muy limitada. Entonces, no tomarías una decisión tan grandiosa como para atacar a Cuba.

Pero los cubanos consideraron la seria amenaza de que Sudáfrica pudiera escalar. Y si los sudafricanos intensificaron su intervención en Angola —cuando Cuba decidió enviar tropas en noviembre de 1975 había 3.000 soldados sudafricanos en Angola—, si Sudáfrica se intensificó, porque Sudáfrica era vecina de Angola, no había forma de que los cubanos pudieran competir. Entonces, los cubanos corrieron un riesgo muy grande. Y, entonces, la pregunta es, ¿por qué Cuba hizo esto?

AARON MATÉ : Sí, eso es lo que te iba a preguntar, porque …

PIERO GLEIJESES: La respuesta la proporciona Kissinger. En el tercer volumen de sus memorias, tiene un capítulo sobre Angola. Y Kissinger en general miente mucho, pero esta es una ocasión en la que no mintió. Escribe —parafraseo de sus memorias— “que cuando intervino Cuba, yo estaba convencido de que los cubanos actuaban como apoderados soviéticos, porque no podía imaginar que un país tan pequeño corriera tanto riesgo tan lejos de casa”. Pero todas las pruebas que han salido —son las memorias de Kissinger— demuestran que la posición cubana se tomó sin informar a la Unión Soviética. Y Kissinger luego pregunta: “¿Por qué lo hizo Cuba?”, Y él dice: “Se podría decir que Fidel Castro era el líder revolucionario más grande en el poder en ese momento, el revolucionario más sincero”. Esencialmente, fue una demostración del idealismo cubano. Si miras la política exterior de Cuba en el Tercer Mundo en la década de 1960, tienes idealismo y realpolitik que van en la misma dirección. Estados Unidos se niega a negociar con [Cuba] unamodus vivendi , por tanto. Pero en 1975 Kissinger estaba negociando.

AARON MATÉ : Déjame preguntarte, ¿crees que si Cuba no hubiera hecho este acto idealista de intervenir contra el apartheid en Angola, crees que habría habido distensión entre Estados Unidos y Cuba? ¿Cuba socavó sus posibilidades de distensión con Estados Unidos?

PIERO GLEIJESES : Por supuesto . Las negociaciones estaban en marcha, eran negociaciones secretas; ahora los documentos han sido desclasificados. Y habría habido algún tipo de normalización entre Cuba y Estados Unidos, sí.

AARON MATÉ : Entonces, eso es un gran sacrificio, y solo quiero [hablar sobre] esto porque es una historia fascinante. Ese es un gran sacrificio que hizo esta pequeña nación insular, ¿para qué? ¿Por el objetivo de la liberación del Tercer Mundo y la derrota del apartheid?

PIERO GLEIJESES : Sí, y no solo esto, sino que con Carter, la administración Carter realmente estaba dispuesta a establecer relaciones con Cuba. Y hay conversaciones en algunos de los documentos estadounidenses desclasificados por Carter, cuando fue a Cuba, donde Fidel Castro dice: ‘No vamos a negociar Angola contigo. Negociaremos Angola con Angola, pero no contigo ”. Fue un sentido de honestidad y compromiso con el gobierno angoleño, un gobierno que necesitaba desesperadamente que las tropas cubanas estuvieran protegidas contra Sudáfrica. Sabes, suena muy retórico decir esto, y soy consciente de ello, pero hay muy pocos ejemplos del idealismo demostrado por el gobierno cubano en su política exterior en África.

AARON MATÉ : Sí, por eso quería hacer esta entrevista, porque cuando hablamos ahora de por qué Estados Unidos ha mantenido este bloqueo a Cuba, quiero decir, las respuestas obvias son, quieren aplastar cualquier sistema económico alternativo, ellos Si queremos asegurarnos de que el socialismo fracasa, la influencia de la población exiliada cubana de Miami es muy fuerte en la política electoral de Estados Unidos. Pero lo que pensé que se pasó por alto en esta conversación es, me pregunto qué opinan sobre esto, ¿hasta qué punto Estados Unidos también está motivado por la animadversión y la amargura hacia Cuba por su política exterior de socavar el régimen de apartheid respaldado por Estados Unidos?

PIERO GLEIJESES : Creo que el 95 por ciento.

AARON MATÉ : 95 por ciento.

PIERO GLEIJESES : Sí.

AARON MATÉ : ¿Y qué dicen los documentos internos de Estados Unidos al respecto, cuando se trata de cuán enojado estaba Estados Unidos con Cuba socavando el imperialismo estadounidense y sus aliados como Sudáfrica?

PIERO GLEIJESES : Muy, muy enojado. Mira, Kennedy estaba furioso por Bahía de Cochinos. Johnson no tenía un ánimo especial contra Cuba. Y paradójicamente, Nixon no tenía un … sí, no le gustó, pero la hostilidad, ese grado de hostilidad, la hostilidad de Kennedy, si quieres, comienza de nuevo con Ford y continúa de Ford en adelante, porque ahí es cuando el Los cubanos vuelven a humillar a Estados Unidos.

Mire, hay una conversación, creo que es a principios de 1982; los documentos han sido desclasificados entre el secretario de Estado [George] Shultz y Carlos Rafael Rodríguez, el vicepresidente de Cuba, una conversación en México, a través del gobierno mexicano [que] organizó eso. Y Shultz es muy educado; le agradece a Rodríguez por haber venido hasta el final, etc. Y el mensaje del Secretario de Estado Shultz… perdón, [Alexander] Haig, Secretario de Estado Haig. El mensaje del secretario de Estado Haig, el mensaje del presidente Reagan es: ‘No somos como John Kennedy, no estamos tratando de derrocar al gobierno cubano. De hecho, coexistimos con gobiernos comunistas en Europa del Este; podemos convivir contigo, pero tienes que dejar de apoyar a los sandinistas y tienes que salir de África, tienes que salir de Angola ‘. Y los cubanos se negaron nuevamente.

Y se puede comprender la furia de este gigante que está dispuesto a convivir con esta miserable isla a noventa millas de nuestras costas. Estamos dispuestos a perdonarlos si tan solo …

AARON MATÉ : Perdónalos por estar libres de independencia. Lo siento, solo estaba diciendo, dispuesto a perdonarlos por ser independientes del control de EE. UU. Si se detienen …

PIERO GLEIJESES : No solo por ser independiente; es mucho más que eso. Es para hacer cosas que no nos gustan: mantener tropas en Angola, ayudar a los sandinistas.

AARON MATÉ : Entonces, para que quede claro, ¿qué respondió Cuba? ¿Cuba abandonó entonces a los sandinistas?

PIERO GLEIJESES : Es lo mismo que dice Carlos Rafael Rodríguez: ‘No vamos a negociar Angola. No vamos a negociar Nicaragua con ustedes ‘. Lo mismo que le decían a Carter. Y lo que hace que esa conversación sea aún más aterradora cuando la lees es, nuevamente, que Haig es muy educado, pero al mismo tiempo es muy amenazante. Él dice: ‘¿Crees que ahora estamos usando la fuerza contra Cuba, el embargo, lo que llamas bloqueo, etc.? No has visto nada. Podemos hacer mucho más que eso ‘. Y la respuesta cubana es la misma. Y hasta 1987, hasta todo el asunto Irán-Contra, Cuba vivió con la pesadilla de un ataque estadounidense.

Y debe saber que en 1981, 1982, la administración Reagan estaba considerando seriamente una invasión, un ataque contra Cuba. Y los dos grupos que vemos en la administración que se opusieron fueron el Departamento de Defensa y la CIA, porque su mensaje es que habría pérdidas muy graves para Estados Unidos. Las agencias de inteligencia de defensa de Estados Unidos publicadas en la década de 1980 a través de estudios sobre las fuerzas armadas cubanas —son públicas, cualquiera puede conseguirlas— y hablan de cuán fuertes son las fuerzas armadas cubanas y cómo los cubanos lucharían contra la invasión estadounidense.

Pero esta fue una consideración seria. Y al mismo tiempo los cubanos sabían, y [Yuri] Andropov, quien se convirtió en el secretario general de la Unión Soviética en 1982, le dijo a Raúl Castro, quien fue enviado a Moscú para hablar [con] los soviéticos, que ‘si los estadounidenses atacaban , no hay nada que podemos hacer. Estás muy lejos.’ Porque Raúl fue a decir: ‘Estamos preocupados. Vemos todas estas señales. Los estadounidenses podrían atacar. Y Andropov dijo: ‘¿Qué quieres que hagamos? No hay nada que podemos hacer. Te podemos dar más armas, más visitas de barcos soviéticos, más declaraciones de amistad para lograr con Cuba, pero no hay nada concreto que podamos hacer si los estadounidenses te atacan ”. Y esta fue la pesadilla de los cubanos hasta 1987, cuando, nuevamente, está el escándalo de Irán-Contra y Reagan se debilita, y desde la perspectiva cubana Reagan está difunto.

AARON MATÉ : Entonces, Cuba asumió un gran riesgo al defender su apoyo a la liberación de Angola y su defensa de la soberanía nicaragüense de la guerra terrorista estadounidense contra el movimiento sandinista. Pero también, en 1987-1988 tienes una batalla decisiva en Angola, una vez más, que ayudó a acabar con el apartheid sudafricano. ¿Puedes hablar de eso?

PIERO GLEIJESES : Claro, porque los sudafricanos, los estadounidenses, consideran posiblemente que las tropas sudafricanas entrarán en Namibia, que es una colonia sudafricana de facto. Y los sudafricanos no están dispuestos a arriesgarse a un enfrentamiento mayor con los cubanos porque la conclusión tanto del ejército estadounidense, del Departamento de Defensa como del ejército sudafricano es que las tropas cubanas en el sur de África, en Angola, son más fuertes que las tropas que Sudáfrica puede reunir para luchar contra los cubanos. Entonces, la amenaza de una invasión cubana de Namibia, de la entrada en vigor del ejército cubano [en] Namibia, que es una colonia sudafricana de facto, hace que Sudáfrica negocie lo que es esencialmente una rendición negociada.

AARON MATÉ : ¿Y qué dijo Nelson Mandela sobre esto en cuanto al aporte de Cuba, este período …

PIERO GLEIJESES : Nelson Mandela dijo dos cosas en diferentes momentos. Uno, dijo que ningún pueblo ha hecho tanto por África como lo ha hecho el pueblo cubano, y vieron que África tiene una inmensa deuda de gratitud con el pueblo cubano. Y también dijo que la victoria cubana en Angola era parte integral de la victoria del pueblo sudafricano contra el apartheid porque alentó al pueblo sudafricano y desmoralizó a los sudafricanos.

En una guerra colonial, en una situación colonial como Sudáfrica, el elemento psicológico es muy importante. ¿Cuál fue el elemento psicológico en 1988-1989? En primer lugar, en 1988, los pueblos de Sudáfrica y Namibia vieron al ejército del apartheid derrotado por los cubanos. Esto tuvo un gran impacto psicológico, tanto en quienes lucharon contra el apartheid como en quienes defendieron el apartheid, tanto en Sudáfrica como en Namibia. Y los documentos estadounidenses y sudafricanos dan fe de ello. Luego lo segundo que interviene en que en 1989, a raíz de la victoria militar de los cubanos en 1988, Sudáfrica tiene que acceder a elecciones libres en Namibia, que son ganadas por la guerrilla negra.

AARON MATÉ : En Namibia.

PIERO GLEIJESES : En Namibia. Y los documentos sudafricanos y estadounidenses desde finales de la década de 1970 siempre habían dicho lo mismo: que la victoria de este movimiento guerrillero, si hubiera elecciones libres, todos coincidían en que este movimiento guerrillero ganaría las elecciones. Y la victoria de esta guerrilla sería muy desestabilizadora para Sudáfrica, dentro de Sudáfrica, por el impacto psicológico para los blancos de la pérdida de Namibia y para los negros de la liberación de Namibia. Entonces, lo que tienes son dos golpes, uno tras otro, derrotando a Angola y derrotando a Namibia. Según Nelson Mandela estos fueron golpes muy importantes contra el apartheid, y este fue el resultado de Cuba. No hay manera de evitarlo.

AARON MATÉ : Correcto. Bien, tengo dos preguntas más.

El primero es sobre médicos cubanos. En los medios de comunicación estadounidenses, los profesionales médicos cubanos son muy vilipendiados. Vas a países extranjeros, es muy diferente. Durante COVID vimos cuán esencial era el personal médico cubano para ayudar a combatir COVID, especialmente en las zonas más afectadas de Italia, entre muchos lugares del mundo. ¿Qué nos dice la historia sobre la hostilidad de Estados Unidos hacia las misiones médicas cubanas y cómo encajan estas misiones médicas cubanas en la política exterior internacionalista de Cuba de la que ha estado hablando?

PIERO GLEIJESES : Tuviste misiones cubanas en la década de 1960; Estados Unidos no les prestó atención. Luego tenemos a Angola a partir de 1975, y los médicos cubanos jugaron un papel extremadamente importante. La administración Carter no tenía un veneno particular contra los médicos cubanos y demás. La administración Reagan lo hizo porque lo que hicieron estos médicos fue aumentar la simpatía por Cuba. Fueron los embajadores de Cuba. Y, obviamente, la asistencia médica fue la parte más eficaz de la asistencia humanitaria cubana en el Tercer Mundo.

Entonces, en la década de 1980 realmente no nos gustó la asistencia humanitaria cubana, incluida la asistencia médica cubana. Fue subversivo. Y [no era que fuera solo] en África, también [en] América Latina, está en Nicaragua. Y finalmente Fidel Castro hizo algo que también fue impactante para Estados Unidos. En 2001-2002 creó una universidad médica para extranjeros pobres, donde vendrían y estudiarían medicina en Cuba los dos primeros años en esa escuela, luego se mudarían a universidades cubanas, y la idea era la esperanza.

Mira, ahora no conozco a los médicos cubanos. Como les dije, hace cinco años que no estoy en Cuba. Y los médicos cubanos durante la Guerra Fría y en los primeros años posteriores a la Guerra Fría, un profesor universitario ganaba más que un médico en Cuba. Si querías ser médico en Cuba… en Estados Unidos vas a un médico, lo primero que ve un médico estadounidense son los signos del dólar. Hay algunas excepciones, pero eso es básicamente todo. Y la medicina en Cuba tenía una idea completamente diferente; realmente deseaba ayudar a los pacientes. Fue muy diferente a Estados Unidos. Y esta era la medicina cubana. Y he pasado tiempo con médicos cubanos, tanto porque eran parte de la familia de mis amigos más cercanos como porque en un par de ocasiones no me encontraba bien en Cuba. Era una raza diferente. No lo sé ahora porque la situación de escasez extrema,

AARON MATÉ : Entonces, pregunta final. Cuba atraviesa un período muy difícil en este momento. Enormes desafíos económicos, escasez en la isla cuando se trata de lo básico como la comida. ¿Qué ve para Cuba y el período que se avecina? ¿Cuáles son sus mayores desafíos y cómo puede afrontarlos mientras vive bajo este aplastante bloqueo estadounidense que está diseñado para imponer sufrimiento al pueblo cubano?

PIERO GLEIJESES: Mira, en cierto modo es muy triste. Cuba tuvo inmensas victorias en el campo de la medicina, en el campo de la educación. Si lees incluso los informes del Banco Mundial, hablan muy bien de lo que Cuba hizo por su gente en términos de medicina, etc. Ahora, tienes una situación dramática porque todavía tienes muy buenos médicos, pero ellos no tienen el medicamentos, tienen problemas con el equipo. Hay médicos que abandonan la medicina para trabajar como conductores, como choferes de taxis, porque pueden sacar algo de dinero en dólares. Creo que el gobierno cubano, en una situación muy difícil, tiene que empezar a considerar la posibilidad de abrir el sistema político, lo cual no es muy fácil porque ya no hay gente que tenga el carisma, la historia de Fidel Castro, Raúl Castro,

Es extremadamente dificil. Es muy fácil decirlo sentado en mi escritorio en Washington DC. Pero no me puedo imaginar intentar abrir el país políticamente conservando los logros de la Revolución Cubana, la dignidad de la Revolución Cubana, para no caer en manos de Miami, esencialmente. Pero debe haber el comienzo de la apertura política.

AARON MATÉ : Lo dejamos ahí. Piero Gleijeses, profesor de la Universidad Johns Hopkins, autor de Misiones en conflicto: La Habana, Washington y África y Visiones de libertad: La Habana, Washington, Pretoria y la lucha por África austral . Profesor Gleijeses, muchas gracias.

PIERO GLEIJESES : Es un placer.

Publicado el 7 agosto, 2021 en Cuba - EE.UU. y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Ven-Cuba

MIRO CUBA DESDE VENEZUELA CHAVISTA.

cubaconamalia.wordpress.com/

“La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla” José Martí

La Santa Mambisa

Promoviendo la FE de nuestra cubanísima Revolución

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Desenlace

La verdad sobre mi país. Un blog para desmentir a los cibermercenarios

Cuba por Siempre

"Cuba es pueblo que ama y cree, y goza en amar y creer." José Martí

yurisander

Teconolgía, periodismo y vida

Fundación País Digno

Abriendo espacios de diálogo y debate entre actores sociales, políticos e intelectuales orgánicos del movimiento popular

Herencias Culturales

Herencias Culturales Guantánamo

Solidaridad Latinoamericana

"Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar"

A %d blogueros les gusta esto: