Mis opiniones a distancia sobre lo sucedido en Cuba.

Qué está pasando en Cuba? Las claves para entender las protestas contra el  Gobierno | Internacional | EL PAÍS

Por Brenda Murillo.

Cuando uno vive lejos de Cuba todo lo que se dice de ella importa  y más cuando una se da cuenta del nivel de manipulación que existe. Lo sucedido el 11 de julio en la isla fue manipulado por los medios de prensa y maximizado por las redes sociales. Las personas que pudieron protestar por insatisfacciones legítimas, vieron invisibilizados sus reclamos para transformar la idea de inconformidad en idea de ingobernabilidad, cuando se amplificó el actuar de personas cegadas por el odio y la irracionalidad, muchas de ellas pagadas y alentadas desde el exterior, intentando imponer la matriz de opinión de que trataba de “protestas pacíficas”. Entrecomillo pacíficas porque mientras los medios de prensa corporativos y las redes sociales difundían imágenes de hechos vandálicos, lanzamiento de cócteles molotov, robos en instituciones estatales y un sinfín de acciones violentas, estos seguían empecinados en presentar a delincuentes comunes, a personas violentas, como simples ciudadanos que “pacíficamente” estaban protestando, como si el receptor destinatario de sus mensajes fuera incapaz de un análisis crítico y de extraer sus propias conclusiones.

Pero se percibió tras su modo de actuación una clara concertación en propósitos y mensajes. La idea era presentar una situación de caos, presentar la situación de ingobernabilidad que pondría fin a la Revolución cubana. Pero despreciaron una variable esencial, el verdadero sentir de la mayoría del pueblo cubano, el que mayoritariamente apoya a la Revolución, que acompañó a su Presidente y al resto de los dirigentes del país y defendió en las calles todo lo que estaba siendo agredido, sofocando en pocas horas esos actos violentos y llevando la paz y la tranquilidad al país.

Pero la zozobra desde lejos siguió siendo inmensa, porque de forma maquiavélica las redes sociales siguieron presentando la situación de Cuba como un caos, contando también con el contubernio de medios de prensa “serios y confiables” que no han cesado ni por un momento de mentir en relación con lo que está ocurriendo en la Isla. Ejemplos sobran, así que no los mencionaré. Lo que sí mencionaré es que todas esas infamias fueron desmentidas por familiares y amigos que aseguraban constantemente que reinaba la paz y la tranquilidad en nuestras calles. Aún hoy, dos semanas después siguen las insistencias de algunos, aunque ya no son creíbles.

Ahora me enfoco en otro tema para nada insignificante, la situación pandémica que está viviendo Cuba hoy, semejante a la del resto del mundo y bien complicada. Las informaciones dan cuenta de que el mundo entero vive una oleada de contagios por la variante delta, mucho más contagiosa, pero los medios siguen centrados en magnificar la situación de Cuba, que claro que vive una situación difícil, agravada por los efectos del bloqueo de EE.UU. a la Isla, que sigue impidiendo el acceso a medicamentos y materias primas necesarias para hacer frente a la Covid19. Estas son armas con las que está contando el gobierno de EE.UU. para seguir atacando a nuestro país, y a ellas se les suma la batalla que se libra en el plano virtual, en las redes sociales, llenas de trolles, bots y robots que amplifican los mensajes plagados de mentiras que difunden seres realmente despreciables, que se dedican a mentir, manipular y tergiversar cuanto ocurre en Cuba, mientras que las cuentas que se dedican a defender la Revolución son restringidas o suspendidas. Pero claro, esto no debía asombrarnos, igual que los medios de comunicación, las redes sociales también responden a los intereses del poder hegemónico.

Pero con el paso de los días y el análisis de los sucesos del 11 de julio, no cabe otra conclusión de que fueron un duro golpe para la contrarrevolución cubana. Esta ha pasado de una euforia sin límites a una elevada frustración, porque tras una interpretación sesgada, nunca se esperaron la respuesta popular que el pueblo dio a los hechos. De ahí que la frustración deviniera en alaridos clamando por una “intervención humanitaria” en Cuba, es decir, una invasión militar de EE.UU., al estilo de las intervenciones en Panamá, Irak o Afganistán. Esa variable tampoco la sopesaron bien, cómo pensar que el pueblo cubano se iba a hacer eco del reclamo de “intervención humanitaria”, lo que encontraron fue un contundente rechazo por la inmensa mayoría de los cubanos que viven dentro y fuera de la Isla, porque conocen bien el impacto de estas incursiones, porque conocen bien que algo así tendría un impacto muy duro en nuestra soberanía e independencia nacional y solo serviría para imponer el terror y la dominación, a través de la masacre al pueblo.

La situación sigue tensa, los enemigos de la Revolución se sienten amparados por el gobierno de Estados Unidos, que aunque dijo que cambiaría la política hacia Cuba y levantaría las genocidas sanciones impuestas por Trump, les proporciona su complicidad y les ha permitido su actuar impune. Estos contrarrevolucionarios siguen recibiendo cuantiosos recursos financieros, procedentes de la USAID y el Departamento de Estado, para continuar con su accionar agresivo. Se habla abiertamente de planes terroristas, de sabotajes, de asesinatos de policías y dirigentes del país y las autoridades estadounidenses permanecen impasibles ante estas amenazas, lo que funciona como patente de corso para los terroristas. También están apoyados por autoridades de origen cubanoamericano que representan a Florida y New Jersey, las abundantes declaraciones de los congresistas María Elvira Salazar y Mario Diaz Balart, así como del senador Marco Rubio, dan fe de ello. Todos ellos republicanos, trumpistas y con un odio infinito hacia Biden, por lo que harán todo lo posible por sabotear a su administración.

Hoy es 26 de julio y toda Cuba está celebrando el Día de la Rebeldía Nacional. El país está agradecido por las innumerables muestras de apoyo y solidaridad recibidas desde los sucesos del 11 de julio. Estas muestras van desde declaraciones de presidentes de países como China, Rusia, Venezuela, México, Argentina y Sudáfrica, hasta declaraciones de partidos políticos, sindicatos, asociaciones de cubanos residentes en el exterior, movimientos de solidaridad con Cuba, académicos e intelectuales de todo el mundo, incluyendo Estados Unidos, lo que nos llena de mucha satisfacción y demuestra que Cuba no está sola. 

Hay que seguir luchando y trabajando para erradicar las causas y factores, objetivos y subjetivos, que influyeron en los sucesos del 11 de julio. Pero también hay que tomar medidas con los incitadores a esos actos violentos, con los delincuentes que vandalizaron establecimientos, agredieron a policías y promovieron el caos. Sobre ellos caerá todo el peso de la ley cubana, pero siempre con procesos penales que se desarrollarán apegados a nuestra Constitución y a las leyes cubanas. 

Solo terminaré diciendo, Patria o Muerte, Venceremos. Y también Patria y Vida, porque eso lo dijo Fidel y no podemos permitir que se apropien de nuestros símbolos. 

Publicado el 26 julio, 2021 en Cuba y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Ernesto Tintore Brioso

    Excelente publicación, es la verdad de lo ocurrido, no hay otra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Ven-Cuba

MIRO CUBA DESDE VENEZUELA CHAVISTA.

cubaconamalia.wordpress.com/

“La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla” José Martí

La Santa Mambisa

Promoviendo la FE de nuestra cubanísima Revolución

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Desenlace

La verdad sobre mi país. Un blog para desmentir a los cibermercenarios

Cuba por Siempre

"Cuba es pueblo que ama y cree, y goza en amar y creer." José Martí

yurisander

Teconolgía, periodismo y vida

Fundación País Digno

Abriendo espacios de diálogo y debate entre actores sociales, políticos e intelectuales orgánicos del movimiento popular

Herencias Culturales

Herencias Culturales Guantánamo

Solidaridad Latinoamericana

"Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar"

A %d blogueros les gusta esto: