Papa Francisco pide financiar la solidaridad de vacunas

Tomado de CubaSí

El papa Francisco dijo este jueves que es necesaria una vacuna solidaria “que esté debidamente financiada, porque no podemos permitir que la ley del mercado prevalezca sobre la ley del amor y la salud para todos”. Lo expresó en un mensaje enviado al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional, publicado en el sitio web del primero.
“Ratifico aquí mi invitación a los líderes gobernantes, a las empresas y a las organizaciones internacionales a colaborar para proporcionar vacunas a todos, especialmente a los más vulnerables y necesitados (ver mensaje Urbi et Orbi de Navidad de 2020)”.

 En la carta, confiada al cardenal Peter Turkson para dirigirse a los participantes en las Reuniones de Primavera de 2021 del Grupo del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, el pontífice explicó que “en el último año, tras la pandemia de Covid-19, nuestro mundo se vio obligado a enfrentar una serie de crisis socioeconómicas, ecológicas y políticas graves y relacionadas”.
“Espero que sus discusiones contribuyan a un modelo de recuperación capaz de generar soluciones nuevas, más inclusivas y sostenibles para apoyar la economía real, ayudando a las personas y comunidades a realizar sus aspiraciones más profundas y el bien común universal”, declaró.
Según Jorge Bergoglio, “la noción de recuperación no puede satisfacerse con el regreso a un modelo desigual e insostenible de vida económica y social, donde una minúscula minoría de la población mundial posee la mitad de su riqueza”.
“A pesar de todas nuestras creencias profundamente arraigadas de que todos los hombres y mujeres son creados iguales – continúa -, muchos de nuestros hermanos y hermanas en la familia humana, especialmente aquellos en los márgenes de la sociedad, están efectivamente excluidos del mundo financiero”.
La pandemia, sin embargo, “nos recordó una vez más que nadie se salva solo. Si queremos salir de esta situación como un mundo mejor, más humano y solidario, es necesario idear nuevas y creativas formas de participación social, política y económica, sensible a la voz de los pobres y comprometida con su inclusión en la construcción de nuestro futuro común (ver Fratelli Tutti, 169)”.
El Papa advirtió que “si bien muchos países están consolidando planes de recuperación individuales, sigue existiendo una necesidad urgente de un plan global que pueda crear instituciones nuevas o regenerar las existentes, en particular las de gobernanza global, y ayudar a construir una nueva red de relaciones internacionales para promover la integridad humana y el desarrollo de todos los pueblos “.
Esto significa necesariamente, observó, “dar a las naciones más pobres y menos desarrolladas una participación efectiva en el proceso de toma de decisiones y facilitar el acceso al mercado internacional”.
Además, sostuvo que “un espíritu de solidaridad mundial también requiere al menos una reducción significativa de la carga de la deuda de las naciones más pobres, agravada por la pandemia”.
“Aliviar la carga de la deuda de tantos países y comunidades en la actualidad es un gesto profundamente humano que puede ayudar a las personas a desarrollarse, tener acceso a vacunas, salud, educación y trabajo”, remarcó.
Tras haber invitado a tener en cuenta “otro tipo de deuda: la ecológica, que existe sobre todo entre el norte y el sur del mundo”, el Papa sostuvo que “es hora de reconocer que los mercados, especialmente los financieros, no se gobiernan a sí mismos”.
“Deben estar respaldados por leyes y reglamentos que garanticen que funcionan para el bien común, asegurando que las finanzas, en lugar de ser simplemente especulativas o autofinanciadas, trabajen hacia los objetivos sociales, tan necesarios durante la emergencia sanitaria”, subrayó.
“Tengo la esperanza que en estos días sus deliberaciones formales y encuentros personales tengan muchos frutos para el discernimiento de soluciones sabias para un futuro más inclusivo y sustentable. Un futuro en el que las finanzas estén al servicio del bien común, donde estén en el centro los débiles y los marginados y donde la Tierra, nuestra casa común, esté bien cuidada”, concluyó Francisco.

Publicado el 9 abril, 2021 en #Coronavirus, Solidaridad y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Reblogueó esto en La Borra de la Abuelay comentado:
    El papa Francisco dijo este jueves que es necesaria una vacuna solidaria “que esté debidamente financiada, porque no podemos permitir que la ley del mercado prevalezca sobre la ley del amor y la salud para todos”. Lo expresó en un mensaje enviado al Banco Mundial y al Fondo Monetario Internacional, publicado en el sitio web del primero.
    “Ratifico aquí mi invitación a los líderes gobernantes, a las empresas y a las organizaciones internacionales a colaborar para proporcionar vacunas a todos, especialmente a los más vulnerables y necesitados (ver mensaje Urbi et Orbi de Navidad de 2020)”.

    En la carta, confiada al cardenal Peter Turkson para dirigirse a los participantes en las Reuniones de Primavera de 2021 del Grupo del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, el pontífice explicó que “en el último año, tras la pandemia de Covid-19, nuestro mundo se vio obligado a enfrentar una serie de crisis socioeconómicas, ecológicas y políticas graves y relacionadas”.
    “Espero que sus discusiones contribuyan a un modelo de recuperación capaz de generar soluciones nuevas, más inclusivas y sostenibles para apoyar la economía real, ayudando a las personas y comunidades a realizar sus aspiraciones más profundas y el bien común universal”, declaró.
    Según Jorge Bergoglio, “la noción de recuperación no puede satisfacerse con el regreso a un modelo desigual e insostenible de vida económica y social, donde una minúscula minoría de la población mundial posee la mitad de su riqueza”.
    “A pesar de todas nuestras creencias profundamente arraigadas de que todos los hombres y mujeres son creados iguales – continúa -, muchos de nuestros hermanos y hermanas en la familia humana, especialmente aquellos en los márgenes de la sociedad, están efectivamente excluidos del mundo financiero”.
    La pandemia, sin embargo, “nos recordó una vez más que nadie se salva solo. Si queremos salir de esta situación como un mundo mejor, más humano y solidario, es necesario idear nuevas y creativas formas de participación social, política y económica, sensible a la voz de los pobres y comprometida con su inclusión en la construcción de nuestro futuro común (ver Fratelli Tutti, 169)”.
    El Papa advirtió que “si bien muchos países están consolidando planes de recuperación individuales, sigue existiendo una necesidad urgente de un plan global que pueda crear instituciones nuevas o regenerar las existentes, en particular las de gobernanza global, y ayudar a construir una nueva red de relaciones internacionales para promover la integridad humana y el desarrollo de todos los pueblos “.
    Esto significa necesariamente, observó, “dar a las naciones más pobres y menos desarrolladas una participación efectiva en el proceso de toma de decisiones y facilitar el acceso al mercado internacional”.
    Además, sostuvo que “un espíritu de solidaridad mundial también requiere al menos una reducción significativa de la carga de la deuda de las naciones más pobres, agravada por la pandemia”.
    “Aliviar la carga de la deuda de tantos países y comunidades en la actualidad es un gesto profundamente humano que puede ayudar a las personas a desarrollarse, tener acceso a vacunas, salud, educación y trabajo”, remarcó.
    Tras haber invitado a tener en cuenta “otro tipo de deuda: la ecológica, que existe sobre todo entre el norte y el sur del mundo”, el Papa sostuvo que “es hora de reconocer que los mercados, especialmente los financieros, no se gobiernan a sí mismos”.
    “Deben estar respaldados por leyes y reglamentos que garanticen que funcionan para el bien común, asegurando que las finanzas, en lugar de ser simplemente especulativas o autofinanciadas, trabajen hacia los objetivos sociales, tan necesarios durante la emergencia sanitaria”, subrayó.
    “Tengo la esperanza que en estos días sus deliberaciones formales y encuentros personales tengan muchos frutos para el discernimiento de soluciones sabias para un futuro más inclusivo y sustentable. Un futuro en el que las finanzas estén al servicio del bien común, donde estén en el centro los débiles y los marginados y donde la Tierra, nuestra casa común, esté bien cuidada”, concluyó Francisco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Ven-Cuba

MIRO CUBA DESDE VENEZUELA CHAVISTA.

cubaconamalia.wordpress.com/

“La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla” José Martí

La Santa Mambisa

Promoviendo la FE de nuestra cubanísima Revolución

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Desenlace

La verdad sobre mi país. Un blog para desmentir a los cibermercenarios

Cuba por Siempre

"Cuba es pueblo que ama y cree, y goza en amar y creer." José Martí

yurisander

Teconolgía, periodismo y vida

Fundación País Digno

Abriendo espacios de diálogo y debate entre actores sociales, políticos e intelectuales orgánicos del movimiento popular

Herencias Culturales

Herencias Culturales Guantánamo

Solidaridad Latinoamericana

"Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar"

A %d blogueros les gusta esto: