Abasto de agua y servicio de alcantarillado en Cuba: proteger, ordenar, garantizar

Abasto de agua y servicio de alcantarillado: proteger, ordenar, garantizar

Por Claudia Yilén Paz, publicado en CubaHora.

Como parte de la implementación de la Tarea Ordenamiento en Cuba, se modificaron las tarifas de los servicios de abasto de agua y el alcantarillado, los cuales son subsidiados. Los importes fueron aprobados por el acuerdo 8991/2021 del Consejo de Ministros que establece las tarifas máximas en pesos cubanos para el sector doméstico.

Antes del ordenamiento, solo se reconocían dos grandes sectores para la aplicación de la tarifa: el estatal y el no estatal. A partir de este 2021, se dividen en tres grandes bloques: el sector residencial o doméstico; el sector estatal presupuestado y por último el sector productivo, que incluye a empresas estatales socialistas, empresas mixtas y los trabajadores por cuenta propia.

Por las características que poseen dichos servicios inciden en grandes gastos en energía eléctrica. De acuerdo con el Ing.  Yunior González Núñez, vicepresidente de la Organización Superior de Dirección Empresarial de Agua y Saneamiento, más del 80% del agua que se sirve es a través del bombeo y esta práctica consume mucha electricidad. Igualmente, los productos químicos que son necesarios agregar para que el agua sea potable, también influyen en los costos, junto al salario de los trabajadores y el mantenimiento de la infraestructura. Asimismo, y teniendo en cuenta todos los gastos antes explicados, se calcula que el costo de producir 1m3 de agua es de $ 1.48 pesos cubanos.

Uno de los principios básicos de la Política Nacional del Agua es la medición, necesario además para gestionar correctamente estos servicios. Por la importancia de la temática, Cubahora conversó con Alexis Acosta, director de Acueducto, Drenaje Urbano y Saneamiento del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos.

En la actualidad, el 47% de la población recibe agua diariamente o días alternos. Por ello, existen diferencias en la forma de medir el consumo de agua de la población, y por tanto, en los costos del servicio. Al respecto, Acosta comentó que este se realiza a través hidrómetros (metros contadores de agua), los que permiten conocer el volumen de agua consumida por los usuarios en un tiempo determinado y por consiguiente la facturación asociada a los mismos. Su alcance está limitado, ya que una parte importante de la población aún no tiene el servicio metrado.

— ¿Dónde y cómo se instalan los hidrómetros?

Los hidrómetros se instalan en el límite de propiedad o dentro de la propiedad del usuario, y es responsabilidad del prestador del servicio su instalación, mantenimiento y reposición de ser necesaria; y del usuario, responder por los daños ocasionados a este, por imprudencia, negligencia o intencionalidad, si está en su propiedad; además se prohíbe la manipulación del hidrómetro, ni conectar tomas o hacer derivaciones antes de este.

— ¿Cuántos existen en Cuba?

La cobertura hidrométrica al cierre del 2020 para la medición del agua que abastece a las instalaciones estatales y a la población fue del 26.87%, lo que no estimula el uso racional del agua. Esto es particularmente crítico en el sector residencial donde se tiene sólo un 25.17 % de cobertura, mientras en el sector estatal se alcanza un 85.41 % de medición.

Existen 703 mil 803 metros contadores de agua instalados y funcionando, de ellos 640 mil 614 en el sector residencial.

— ¿Puede una persona solicitar la instalación del hidrómetro en su vivienda/negocio?

El programa de hidrometría en el servicio de acueducto constituye un indicador de desempeño y promueve una de las cuatro prioridades estratégicas (El uso racional y productivo del agua disponible) de la Política Nacional del Agua. La planificación y ejecución de este programa se corresponde con otros indicadores relacionados con la reducción de pérdidas, sectorización, macro medición y coberturas; por lo que las prioridades responden a la instalación de hidrómetros donde el servicio de acueducto tenga disponibilidad diaria y calidad del agua.

Los usuarios metrados si pueden solicitar el cambio del hidrómetro pero tienen la obligación de asumir los gastos dentro de su recinto o predio.

UNA MIRADA AL INTERIOR DE LAS NUEVAS TARIFAS

Las estadísticas internaciones establecen que el consumo normal diario es de 100 litros por habitante, norma que también se recoge en Cuba. De acuerdo con esta referencia, para 3 m3   al mes, que es el equivalente a estos 100 litros, se estableció el pago de 1,75 CUP.

Los casos que consumen más de 8.5 m/hab/mes son escasos en el país, se dan en lugares donde se realizan actividades de recreación y en otros ejemplos puntales. En aquellos edificios multifamiliares en los que no sea posible su metraje individual por apartamentos, se aplica la tarifa del servicio de 7.00 CUP por persona al mes.

A las personas naturales que realizan actividades económicas vinculadas a otras formas de gestión no estatal debidamente autorizadas en su domicilio y reciban el servicio de agua por una única acometida, se le aplica la tarifa del servicio metrado bajo el siguiente principio de reparto: tarifa sector doméstico + tarifa sector productivo.

Los trabajadores del sector productivo que consuman hasta 6.0  m/hab/mes y convivan en el mismo lugar del negocio se les va aplicar la tarifa como si fuera consumo doméstico. Si consumen más de 6.0 m/hab/mes se les cobrará la tarifa del sector productivo para diferenciar los altos consumos de algunas formas de gestión del consumo doméstico.

En el caso del abasto de agua con carros cisternas queda establecido que si el servicio de carros cisterna para el abasto de agua de forma eventual motivado por interrupciones imputables al suministrador, es de carácter gratuito. Por otra parte, si se solicita de forma permanente o eventual por interrupciones no imputables al suministrador el precio por m3 es de 20.00CUP.

ACERCAMIENTO AL PROGRAMA DE HERRAJES

Aprobado por el Consejo de Ministros en noviembre de 2020, y presentado en diciembre a los diputados cubanos, se trata de una estrategia para disminuir el derroche de agua en los hogares. Cuenta con tres elementos esenciales: la producción de herrajes, su distribución y comercialización, así como su posterior instalación.

Al referirse a este aspecto, Alexis Acosta dijo que la producción de herrajes se realiza de manera industrial y a través de la industria local de materiales. Se ejecuta de forma limitada y durante el 2020 se vio afectada por los problemas financieros del país, provocados por la COVID-19 y el recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero que dificulta la adquisición de las materias primas y por tanto limita la presencia del producto para la venta.

Sobre este aspecto —agregó— se han tomado un grupo de medidas desde el punto de vista organizativo para lograr el mayor impacto posible en el ahorro de agua. El año pasado una buena parte de la producción se destinó a cubrir las necesidades de organismos formadores (MINSAP, MINED, MES, MINCULT, INDER), donde existen grandes pérdidas del recurso con el consiguiente impacto en la circulación minorista a la población.

“Referido a la calidad de la producción se tomaron un grupo de medidas para mejorarla, que transitan por el respaldo de materias primas con calidad y el encadenamiento productivo en el país. Estas deben brindar resultados en el 2021. De igual forma se han tomado medidas para la aplicación de precios diferenciados que permitan una mayor accesibilidad a los recursos y un incentivo para su adquisición y montaje”, añadió.

—Con respecto a la calidad del líquido ¿Ha sido un aspecto a tener en cuenta en todos estos procesos de reordenamiento?

La calidad del agua es un aspecto que siempre se ha tenido en cuenta, representando otras de las prioridades de la Política Nacional del Agua, relacionada con la gestión de riesgos asociados a ella. Tanto los reguladores como los prestadores de servicio prestan la máxima atención a la potabilización del agua, manteniéndose regularmente el indicador de Potabilidad Bacteriológica del Agua con valores superior al 97%; este indicador cerró al 98.4% el año 2020.

El ahorro de agua, de manera general, permite en primera instancia mayor disponibilidad, ahorro de recursos fundamentalmente portadores energéticos y productos químicos, así como financieramente permite disminuir los gastos por este concepto en todos los estratos de la sociedad, sentenció.

Publicado el 6 marzo, 2021 en Cuba y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Ven-Cuba

MIRO CUBA DESDE VENEZUELA CHAVISTA.

cubaconamalia.wordpress.com/

“La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla” José Martí

La Santa Mambisa

Promoviendo la FE de nuestra cubanísima Revolución

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Desenlace

La verdad sobre mi país. Un blog para desmentir a los cibermercenarios

Cuba por Siempre

"Cuba es pueblo que ama y cree, y goza en amar y creer." José Martí

yurisander

Teconolgía, periodismo y vida

Fundación País Digno

Abriendo espacios de diálogo y debate entre actores sociales, políticos e intelectuales orgánicos del movimiento popular

Herencias Culturales

Herencias Culturales Guantánamo

Solidaridad Latinoamericana

"Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar"

A %d blogueros les gusta esto: