¿Qué le propone ahora a Biden el Cuba Study Group en relación con Cuba?

Resultado de imagen de Cuba Study Group

Por Brenda Murillo.

He leído con detenimiento el informe “RELACIONES ENTRE ESTADOS UNIDOS Y CUBA EN LA ERA BIDEN: Un argumento para lograr la resiliencia en la política de acercamiento”, presentado hoy por el  Cuba Study Group, organización encabezada por el multimillonario de origen cubano Carlos Saladrigas, relacionada con las propuestas de esta institución al gobierno de Biden para que cambie su política hacia la Isla

Son propuestas interesantes, no lo dudo, pero no olvidemos que tienen un fin más abarcador, el desmontaje del proceso revolucionario cubano, haciéndome recordar que el “camino del infierno está lleno de buenas intenciones”.

Ya desde el inicio del documento se habla de que Cuba debe aprovechar estos cuatro años para “garantizar mayores derechos para los cubanos tanto en su país como en el exterior”, pero si ya los cubanos tienen garantizados esos derechos, los cuales sí son violados por la agresiva política estadounidense. Además, plantea que son los cubanos quienes deben determinar el futuro de Cuba. Claro que deben ser los cubanos quienes determinen su futuro, en especial esos que en su tierra luchan cada día, pese a las dificultades, por construir un futuro mejor, nunca se contará con esos que promueven el odio y el dolor contra la familia cubana desde tierras lejanas.

Pasando de lleno a las propuestas realizadas a la Administración Biden, encontramos la de levantar las restricciones a los vuelos comerciales y chárter; poner fin a los límites de remesas; restablecer los servicios consulares en Cuba; reiniciar el Programa de Reunificación Familiar para Cubanos; restablecer la visa de entrada múltiple de cinco años para ciudadanos cubanos y revisar las regulaciones financieras y bancarias para garantizar la continuidad de las transferencias formales de las remesas y las operaciones bancarias en Cuba.

Además, propone restaurar el apoyo al sector privado cubano como política prioritaria, reanudar y reforzar la cooperación en salud pública con Cuba para combatir la pandemia de Covid-19. También se enfoca en la necesidad de restaurar y fortalecer las relaciones diplomáticas a nivel de trabajo, mediante el nombramiento de un embajador para liderar la Embajada de Estados Unidos en La Habana, la iniciación de conversaciones bilaterales para volver a dotar de personal a las embajadas de Estados Unidos y Cuba, con garantías de seguridad y la reanudación de la cooperación bilateral en temas de seguridad nacional.

A lo anterior se añade la implementación de medidas adicionales que fomenten la confianza mutua, por ejemplo, eliminar a Cuba de la lista de países promotores del terrorismo y eliminar la aplicación del Título III de la Ley Helms-Burton, así como profundizar los lazos socioeconómicos entre ambos países, entre muchas propuestas más.

Pero no se queda aquí, como siempre también manifiesta varios condicionamientos a la isla. En el documento se anuncia que “a medida que el gobierno cubano se encamine hacia el reconocimiento de derechos más amplios para sus ciudadanos y nacionales, y abra oportunidades para la inversión directa de EE.UU. y la diáspora” el gobierno norteamericano hará más aperturas económicas, como si eso no fuera una decisión de Cuba.

En varias oportunidades el documento hace alusión a que el gobierno cubano debe cambiar, debe tener una relación más abierta con el gobierno estadounidense (cómo si nunca hubiésemos estado interesados en ello, pero nunca al costo de nuestra soberanía) o debe darle más libertades económicas y ciudadanas al pueblo. Es decir, Cuba debe dar concesiones y ya sabemos lo que ocurre cuando un gobierno ha dado concesiones a EE.UU.

También hay críticas al gobierno cubano porque no ha “logrado generar prosperidad económica ni garantizar más libertades cívicas para el pueblo”, ignorando absolutamente la guerra económica brutal a la cual han sometido a Cuba desde 1959, que sin dudas ha obstaculizado el logro de esa prosperidad tan ansiada por el pueblo y gobierno cubanos.

Entre las recomendaciones destinadas al gobierno de Cuba, se cita que “no puede desconfiar de las acciones procedentes del gobierno norteamericano” , que debe favorecer las inversiones procedentes de EE.UU. y mejorar las relaciones con su diáspora, permitir inversiones legales estadounidenses en su sector privado y dar más pasos hacia la apertura política y económica de la sociedad cubana. Vaya condicionamiento, que pretende desconocer las apetencias colonizadoras del vecino del norte con total ingenuidad y entreguismo, como si pudieran ser olvidadas las causas de las cicatrices de las agresiones de todo tipo a que han sometido a nuestro pueblo.

Sin dudas, se trata de un documento interesante, con propuestas válidas, pero pasa que a los cubanos no nos gustan los condicionamientos que intenten coartar nuestra capacidad de análisis, pensamiento crítico y discernimiento, ni nos gusta que nos digan lo que tenemos que hacer. Cuba no funciona con condicionamientos previos y pedimos para con nuestro pueblo el mismo respeto que ofrecemos a los demás pueblos del mundo, como no condicionamos nada en nuestras relaciones bilaterales con otros países, exigimos recibir el mismo trato.

Biden debe cambiar la política hacia Cuba, llevada a extremos por su antecesor Donald Trump. Puede tomar muchas medidas que beneficiarían al pueblo cubano y al estadounidense, pero mientras exista la guerra económica y se sigan promoviendo proyectos subversivos contra la isla, no podrá hablarse de un mejoramiento real de las relaciones bilaterales cubano – estadounidenses.

En fin, ahí tienen la propuesta del Cuba Study Group, léala y saque usted sus propias conclusiones, como dice el periodista cubano Reinaldo Taladrid.

Publicado el 16 febrero, 2021 en Cuba, Cuba - EE.UU., EE.UU y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Cuba no debe aceptar ninguna condición, las relaciones si se hacen que sean de mutuo respeto y transparencia, de igual a igual. respetandose ambos en todos los sentidos por que aqui los mas lastimado ha sido el Pueblo Cubano, nuestro sistema, presionado por el gigante imperio, y en estos momentos mas precisa cuando anda un psicopata ex presidente tratando de socabar al gobierno actual y de violar toda la democracia con violencia en el pueblo norte americano, mano a mano las relaciones pueden ser efectivas, cuba respeta su seguridad nacional en EEUU, y ellos tienen que respetar la seguridad nacional de Cuba, es todo

  2. Si de condiciones se habla la primera es quitar el Bloqueo que sin derecho alguno castiga al pueblo Cubano, qué tanto sufrimiento le ocasiona . Cuáles le ha impuesto a Vietnam Socialista qué es su socio comercial preferencial???? .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Ven-Cuba

MIRO CUBA DESDE VENEZUELA CHAVISTA.

cubaconamalia.wordpress.com/

“La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla” José Martí

La Santa Mambisa

Promoviendo la FE de nuestra cubanísima Revolución

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Desenlace

La verdad sobre mi país. Un blog para desmentir a los cibermercenarios

Cuba por Siempre

"Cuba es pueblo que ama y cree, y goza en amar y creer." José Martí

yurisander

Teconolgía, periodismo y vida

Fundación País Digno

Abriendo espacios de diálogo y debate entre actores sociales, políticos e intelectuales orgánicos del movimiento popular

Herencias Culturales

Herencias Culturales Guantánamo

Solidaridad Latinoamericana

"Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar"

A %d blogueros les gusta esto: