La contrarrevolución cubana de show en show, de fracaso en fracaso.

Imagen

Por Brenda Murillo.

El año 2020 ha estado bien cargado de fracasos para la contrarrevolución cubana. Ha sido un año donde han predominado sus grandes IDEOTAS. Solo mencionaré algunas, las más relevantes, que simbolizan el estado de desesperación en que se encuentran los enemigos de la Revolución cubana, con una escasa presencia y capacidad de convocatoria en Cuba, incluso, están perdiendo la batalla en las redes sociales.

Empecemos por el llamado a un parón de viajes a Cuba. Lo han presentado como un éxito porque nadie está viajando a la isla; pero claro, están cerrados los aeropuertos por la pandemia de Covid_19. A esto sumarle las medidas tomadas por el régimen de Estados Unidos contra los vuelos directos a la Isla. Habría que ver cómo será este parón cuando la situación se normalice. Los intercambios entre las familias separadas por el estrecho e la Florida no pueden ser ni son bloqueados por un grupo de individuos sin un ápice de vergüenza.

A esto tendría que agregarle el llamado a no recargas en Cuba. Gran fracaso, puesto que miles de cubanos siguen enviando esas recargas para mantenerse en constante comunicación con la familia.

Encontramos también la campaña absurda y estúpida de romper pasaportes. Sobran la denuncias de lo que se está rompiendo son pasaportes viejos. Creo que nadie con dos dedos de frente sea capaz de romper un documento por el cual después tendría que pagar para hacerse uno nuevo. A no ser que sean personas que hayan roto los vínculos con la Isla o que sepan que nunca podrían pisar nuevamente tierras cubanas.

Le toca el turno a la fracasada manipulación el toque de cazuelas a las nueve de la noche, hora en que en Cuba millones de cubanos aplauden o suenan diversos implementos para reconocer el trabajo el personal de salud que está en primera línea combatiendo la pandemia. ¿Por qué no buscaron otra hora? Eso es puro oportunismo.

Ante un gesto tan noble del profesor cubano residente en Estados Unidos, Carlos Lazo, con un recorrido en bicicleta de miles de kilómetros para tender un puente de amor entre Cuba y Estados Unidos, se aparecieron elementos impresentables e inescrupulosos con una bicicletada de un kilómetro y «cuatro gatos», que tuvo como colofón hacer gestos obscenos frente a la Ermita de La Caridad en Miami, con la consabida respuesta de miles de personas dignas, que rechazaron tan bochornosa acción.

Recuerdan la convocatoria a protestas en lugares céntricos de La Habana, donde no participó NADIE. Esto incluso fue reconocido por los mismos orquestadores de esas protestas desde Miami. Esto fue un ejemplo más de la nula capacidad de convocatoria de estos personajes tan inescrupulosos.

Estoy dejando para el final los tres más desastrosos, a mi juicio. En ese «Top Three» aparece en tercer lugar la fundación del «Partido del Pueblo», perdón, «Partido de la Piñata», como bien ha sido nombrado por el pueblo cubano. Incluso, miembros de la propia contrarrevolución dijeron que con ellos nadie había contado para meterlos en ese engendro. Ni ellos mismo se creen ese cuento y ese partido será tan efímero como un «merengue en la puerta de un colegio». No olvidemos que hay mucho dinero en juego y cada «líder opositor» en Cuba tiene su propia organización fantasma, por la que recibe cuantiosas sumas de dinero.

En segundo lugar está la «ayuda humanitaria fantasma» recogida y manipulada en Miami por personajes con un pasado terrorista contra Cuba. Muchos cubanos fueron embarcados en ese invento y de forma ingenua hicieron sus donaciones, destinadas a perderse o a ser aprovechadas por los inescrupulosos organizadores de ese show barato. ¿Dónde está la ayuda? Se han cansado de decir que esta está en Cuba, bloqueada por el gobierno cubano, pero sin presentar una sola prueba documental de que esta haya salido de puerto estadounidense. Me gustaría saber por qué esos bandidos que organizaron esa «ayuda humanitaria» se han negado a dar las evidencias de que esta salió de Miami. Puro invento y manipulación barata, pero rentable para Rosa María Payá y sus secuaces.

Por último, en primer lugar, y por ser el más reciente, nos encontramos con la «Revolución de los Girasoles», organizada por José Daniel Ferrer, uno se los personajes más desacreditados de la también desacreditada contrarrevolución anticubana, vulgar delincuente común convertido en disidente por los dólares estadounidenses. Quisieron montarse en una festividad religiosa, sagrada para millones de cubanos, creyentes y no creyentes. Nada más y nada menos que en la festividad por la Virgen de la Caridad del Cobre, la Patrona de Cuba. Virgen que acompañó a lo mambises y a los rebeldes en sus luchas por la emancipación de Cuba y por lo cual lo cubanos visten de amarillo y portan girasoles en su honor. Nada, que esto fue una manipulación taimada y oportunista, que no tuvo ningún impacto real en Cuba, más allá de los showsitos mediáticos en las redes sociales. Claro que los seguidores de la Virgen Mambisa no iban a permitir que vulgares delincuentes sabotearan una fecha tan sagrada. De hecho, esto ha sido una GRAN FRACASO.

Con tantos millones que destina el gobierno de Estados Unidos a mantener a estos vagos y delincuentes y son incapaces de mostrar un solo triunfo, por muy pírrico que este sea. Es que en Cuba nadie los sigue, y el que lo hace en la mayoría de los casos recibe dinero o un aval para irse para Estados Unidos. Tengo amigos a lo cuales han contactado por celular para decirles que recibirían recargas desde Miami si difunden el accionar de grupúsculos contrarrevolucionarios. Eso es algo patético.

Hasta el gobierno gringo los rechaza, pero tienen que utilizarlos porque no encuentran «un caballo ganador», tienen que utilizar «pencos viejos», que en las redes sociales se venden como alazanes y en la realidad son burros de carga (con el perdón de tan digno y útil animalito.)

No obstante, estos seres intrascendentes seguirán inventando cuentos, protestas, y cuanto se les ocurra con un solo fin, seguir justificando los millones de dólares del contribuyente norteamericano que reciben todos los años para seguir reafirmando una frase célebre de un contrarrevolucionario cubano «Que disidencia, ni disidencia, esto es un negocio» y seguir viviendo sin trabajar.

Publicado el 9 septiembre, 2020 en Contrarrevolución, Cuba, Uncategorized y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Entérate cubano

Actualidad de Cuba para los cubanos en el exterior.

Ven-Cuba

MIRO CUBA DESDE VENEZUELA CHAVISTA.

cubaconamalia.wordpress.com/

“La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla” José Martí

La Santa Mambisa

Promoviendo la FE de nuestra cubanísima Revolución

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Desenlace

La verdad sobre mi país. Un blog para desmentir a los cibermercenarios

Cuba por Siempre

"Cuba es pueblo que ama y cree, y goza en amar y creer." José Martí

yurisander

Teconolgía, periodismo y vida

Fundación País Digno

Abriendo espacios de diálogo y debate entre actores sociales, políticos e intelectuales orgánicos del movimiento popular

Herencias Culturales

Herencias Culturales Guantánamo

A %d blogueros les gusta esto: