Archivos diarios: 9 agosto, 2020

EE.UU: La responsabilidad de brutales y letales “experimentos” científicos

EE.UU: La responsabilidad de brutales y letales “experimentos” científicos

Por Carlos Aznarez, tomado de Telesur.

Este 9 de agosto el mundo recuerda con dolor el Día Internacional de crímenes de Estados Unidos contra la Humanidad.

La lista de crímenes de todo tipo cometidos por los diferentes gobiernos de los Estados Unidos supera todos los cálculos que pudieran hacerse. Sobre todo, cuando se trata de explicar los niveles de maldad a los que pueden llegar las políticas voraces en lo económico y opresoras en lo social. Desde guerras de invasión a países a los que se intenta esclavizar, hasta experiencias de sojuzgamiento y destrucción física y psicológica de hombres, mujeres, niños y ancianos, todo ha valido en la historia del imperio norteamericano. Y como hecho singular hay que señalar que no solo esos comportamientos dotados de distintas dosis de criminalidad han sido aplicados fuera de sus fronteras, sino también se volcaron y vuelcan actualmente contra su propio pueblo.

Una de estas iniciativas en el siglo XX, tuvo que ver con el auge que tuvo la eugenesia, a la que se vio retratada como una “ciencia”. Abogando «por el mejoramiento de la raza humana», proponentes de la eugenesia respaldaron la esterilización de aquellos que consideraron no aptos para reproducirse.

Bajo la ley de eugenesia de California, aprobada por primera vez en 1909, cualquier persona internada en una institución estatal podía ser esterilizada. Muchos de los internados eran enviados por orden judicial, mientras otros, eran llevados involuntariamente por miembros de la familia que no quería o no podía cuidar de ellos. Lee el resto de esta entrada

La memoria contra el terrorismo

 

Este 9 de Agosto es un día especialísimo. Se cumplen 75 años de un enorme atentado terrorista. No fue el mayor de la historia, que se perpetró unos pocos días antes, el 6 de Agosto, en Hiroshima. El ataque con una bomba atómica a la ciudad de Nagasaki tiene algo más que el triste mérito de ser el segundo peor de la historia. Según estimaciones conservadoras unas 80.000 personas perdieron la vida en una fracción de segundo. Con el correr de los años fueron varias decenas de miles más los que murieron a causa de las heridas, los efectos de la radiación, el cáncer. En total, por lo menos 250.000 personas fueron aniquiladas en un instante. Hiroshima es el lúgubre hito que marca el inicio de una nueva era en la historia de la humanidad, que encontró un arma que le permite suicidarse y desaparecer como especie. Nagasaki refleja la contumacia del imperialismo norteamericano, su empecinamiento en hacer el mal y descargar los más horrendos sufrimientos sobre quienes tengan el atrevimiento de oponerse a sus designios. Conocidos los tremendos efectos de la primera bomba la dirigencia de Estados Unidos no vaciló en reincidir en su conducta criminal y arrojó una segunda sobre Nagasaki. Es el caso del terrorista que, en la apoteosis de su crueldad, se enorgullece y solaza contemplando como su víctima se retuerce de dolor.

Como lo enseña la heroica historia de las madres de Plaza de Mayo, las Abuelas y los diversos organismos de Derechos Humanos de la Argentina no puede haber ni olvido ni perdón para el Terrorismo de Estado. Especialmente cuando quien incurre en ese crimen nada menos que le primera superpotencia del planeta que, además, se arroga el derecho de juzgar a personas, partidos, movimientos sociales y gobiernos extranjeros y de pretender dar lecciones de derechos humanos, justicia, libertad y democracia al resto del planeta. El gobierno y la clase dominante de Estados Unidos, acompañados por una academia y una intelectualidad complacientes y por medios de comunicación cómplices de cuanta fechoría perpetre Washington en el mundo se empeñaron desde el mismo momento del ataque a Hiroshima en justificar lo injustificable. La complicidad de los grandes medios de comunicación con las atrocidades de la dictadura genocida en la Argentina tiene un funesto antecedente en la forma como nada menos que el New York Times mintió sobre lo ocurrido en las ciudades japonesas. Su enviado a la zona, William L. Laurence despachó un infame artículo (publicado el 13.9.1945) en el cual aseguraba que “no había rastros de radioactividad en las ruinas de Hiroshima.” Su nota tuvo enorme repercusión y poco después le abrió las puertas para obtener el Premio Pulitzer.

No sorprende que recién en 2016 un presidente de Estados Unidos, Barack Obama, hubiera decidido visitar Hiroshima. Pero se trató de un acto protocolar en donde las palabras más importante que tenía que pronunciar: perdón, disculpas, no salieron de su boca. Y esto no fue una distracción sino que obedece a una decisión adoptada por la Casa Blanca y el Congreso desde el momento mismo en que se cometieron las atrocidades de 1945. Estados Unidos jamás pediría perdón por sus actos, por ninguno, y no sólo por un bombardeo atómico. Sin llegar al extremo de lo ocurrido en Japón el gobierno de Estados Unidos tampoco pidió perdón por la destrucción de Irak y Libia en tiempos recientes, o por su responsabilidad en las tragedias ocurridas en Siria, Afganistán y Palestina; o por los efectos de su política genocida de sesenta años de bloqueo a Cuba, más los bloqueos y sanciones económicas actuales en contra de Venezuela, Irán y Corea del Norte, para no olvidarnos la responsabilidad directa de Washington en el golpe de estado que acabó con la democracia en Chile y la vida de Salvador Allende.

Lee el resto de esta entrada

Claves de un Estado criminal: Dios, patria y capital.

Por Angeles Dies Rodríguez, tomado de Rebelión.

9 de agosto día internacional de los crímenes estadounidenses contra la humanidad.

 

Los fundadores de la Nueva Inglaterra eran a la vez ardientes sectarios y renovadores exaltados. Unidos por los lazos más estrechos de ciertas creencias religiosas, se sintieron libres de todo prejuicio político” (A. Tocqueville)

Empecemos por Obama. Porque ni Donald Trump es un desquiciado ignorante ni Obama fue un inteligente progresista. En contra de la imagen hábilmente construida por su maquinaria de relaciones públicas, Obama (con su fiel escudera Hillary Clinton), sembró el planeta de guerra y reemplazó la captura de presuntos terroristas de la Administración Bush por el asesinato –así lo describe el periodista de investigación Jeremy Scahill1-.

No fue Trump quien autorizó el bombardeo de Yemen (2009), ni quien invadió el espacio aéreo de Paquistán para ajusticiar a Bin Laden (2011), ni fue él quien asesinó a ciudadanos estadounidenses en Yemen (2011). Tampoco fue Trump quien declaró a Venezuela una “amenaza inusual y extraordinaria” en dos ocasiones (2015 y 2017), ni quien incrementó las operaciones encubiertas en todo el mundo. Tampoco fue él sino Obama quien nombró director de la CIA a John Brennan -defensor de las “técnicas mejoradas de interrogatorios” (tortura) y artífice de los ataques con drones- (2013).

Cuando analizamos la política internacional imperialista de EE.UU. y reducimos nuestro análisis a factores de orden geopolítico, estratégico o económico no conseguimos explicarnos actuaciones aparentemente irracionales que van incluso en contra de sus intereses nacionales a medio o largo plazo. Acabamos asignando a sus presidentes un marchamo de maldad y crueldad irracional que nos sitúa mal a la hora de desarrollar estrategias de resistencia y confrontación con el imperialismo. Más allá de las diferencias evidentes entre Obama y Trump, o entre Clinton y Bush, o entre Carter y Reagan, existe un hilo conductor que une las distintas administraciones, ya sean demócratas o republicanas, una lógica común que se sitúa en un espacio ideológico o, más bien, teológico-político.

Lee el resto de esta entrada

Tradiciones: Cuba, La Habana y el café con leche.

Por Ciro Bianchi, publicado en Cubadebate

Algún día habrá que hacer un estudio acerca del papel del café con leche en la vida cubana. O mejor, en la vida habanera. Lo cierto es que la sabrosa y reconfortante mezcla –más clara o más oscura– aparece en los momentos más cruciales e insospechados de nuestra historia.

Existía la costumbre en La Habana de no encender el fogón el domingo por la noche. Se almorzaba bien, pero se comía frío ese día. Se recurría entonces a la frita, a la media noche, al perro caliente, a la “galletita preparada” y al inexcusable café con leche. Cuando John Niewhof, de la West Indies, inventó esa bebida en Brasil, por lo que se erigió un monumento en Pernambuco, no pudo imaginar cómo y hasta qué punto se enraizaría el café con leche en nuestra capital, al extremo de que al reparar en ella los que venían del interior concluían que los habaneros éramos unos muertos de hambre. Cuba es un país de chicharrones y café con leche, dijo cierta vez el avieso político Orestes Ferrara en irónica alusión a una realidad: el café con leche, las fritas, los tamales, los bollitos de carita, la manjúa, los chicharrones de viento y de pellejo… fueron platos recurridos en extremo en la gastronomía popular. Verdaderos monumentos a la nutrición de quien no tenía nada mejor que llevarse a la boca.

El café con leche, con pan y mantequilla o sin él, no era entonces pitanza exclusiva del desayuno. Los habaneros lo tomaban a cualquier hora, y en los cafés lo servían en unas tazas gruesas, de loza blanca adornada casi siempre con un motivo azul, mientras que el café solo llegaba al cliente en pequeños recipientes muy anchos en su parte superior y que iban estrechándose hacia el final.

El café con leche emerge una y otra vez en la vida pública cubana.

Lee el resto de esta entrada

Cocina de domingo: Arroz con tocineta.

Por Silvia Mayra Gómez Fariñas, tomado de Cubadebate.

Ingredientes (4 servicios):

Dos tazas de medir arroz en arrocera, 1 pedazo de tocineta, 2 zanahorias, 1 ají pimiento, 1 cebolla, 4 dientes de ajo, 1 hoja de orégano, una ramita de romero, 1 cucharadita de comino, 1 clavo de olor, ½ cucharadita de nuez moscada, 1 cucharadita de bijol, 2 cucharadas de aceite, pimienta y sal a gusto.

Preparación:

Lave el arroz y resérvelo. Pique la tocineta en tiras finas. Lave y pique la zanahoria en rueditas. Lave y pique el ají en tiras. Limpie y pique la cebolla en ruedas. Limpie y macere los ajos. Lave y pique finamente el orégano y el romero.

Ponga una cacerola a la candela con el aceite, la cebolla, el ajo, la tocineta, sal y déjela sofreír hasta que la cebolla se comience a dorar, añádale el ají, orégano y el romero, el clavo, la nuez moscada, revuélvalo y luego agréguele la zanahoria y el arroz. Mézclelo todo y añada 5 tazas de agua (de las que utilizó para medir el arroz) y páselo para una olla arrocera y agréguele el bijol, puntéelo de pimienta y sal a gusto y déjelo cocinar hasta que esté.

Escándalo: Descubren a falso activista anti chino de Hong Kong, en realidad es un estadounidense.

Por Max Blumenthal, tomado de The Gray Zone, EE.UU.

Un hombre estadounidense con vínculos con Amnistía Internacional y figuras separatistas clave de Hong Kong se ha hecho pasar por un nativo de Hong Kong llamado Kong Tsung-gan. El personaje ficticio Kong, citado habitualmente como activista de base y escritor por las principales organizaciones de medios y publicado en medios de habla inglesa, parece haber sido inventado para difundir propaganda anti-China detrás de la tapa de la cara amarilla.

A través de la prolífica presencia digital y la reputación ininterrumpida de Kong Tsung-gan en los principales medios occidentales, difunde un flujo constante de contenido promocionando la «lucha por la libertad» de Hong Kong mientras clama por que Estados Unidos aumente la presión sobre China.

Los rumores sobre la verdadera identidad de Kong han estado circulando en las redes sociales entre los residentes de Hong Kong, e incluso fueron mencionados en un breve relato en diciembre pasado por The Standard .

Grayzone habló con varios lugareños indignados por un truco engañoso que consideraron no solo poco ético, sino racista. Dijeron que se han guardado sus puntos de vista debido a la atmósfera de intimidación que se cierne sobre la ciudad, donde los autodenominados «luchadores por la libertad» acosan y atacan a cualquiera que hable públicamente en su contra. Lee el resto de esta entrada

Los hijos de la violencia: 9 de agosto día Internacional de los Crímenes Estadounidenses contra la Humanidad.

Por Fernando Buen Abad Domínguez, publicado en Rebelión

¿Hay un plan para encubrir los crímenes contra la Humanidad? Sí, se llama Capitalismo.

Quedarse quieto es hacerse cómplice. Ésta no es una denuncia cómoda para tranquilizar conciencias pequeño-burguesas. Es denuncia y es autocrítica. Mientras Trump y sus jaurías criminales reprimen, humillan y encarcelan a familias de “inmigrantes”; todos los Crímenes Estadounidenses se coagulan en las injusticias fronterizas, la inmensa mayoría de nosotros aporta su cuota de ignorancia, indolencia e inutilidad funcionales. Algunos claman a cielo y oran, otros se subliman mentando madres, algunos hacen donativos, limosnas y gestos compungidos. Otros más, alzan los hombros y siguen viendo sus noticiero favorito.

La única solidaridad concreta ocurre desde abajo, de la mano del pueblo que mira en el que sufre sus propios sufrimientos. Para no importunar al magnate de La Casa Blanca, cientos de funcionarios se cosen la boca con hilos de burocracia y silencian lo que les queda de consciencia para que el horror no les quite el sueño. Algunos abogados fabricaron trincheras de “jurisprudencia” a prueba de toda vergüenza, desde ahí pontifican deyecciones leguleyas expelidas por el “Estado de derecho” y los “tratados internacionales”.

Se exhiben muy pulcros para el tecnicismo y muy puntuales para la cobranza. Van y vienen de congreso en congreso, de conferencia en conferencia, de burocracia en burocracia… mientras los niños aprenden, tras las rejas, que viven en un mundo donde ser pobre se castiga, no importa de dónde vengas ni qué edad tengas. Castigo inclemente sin delito, sin juicio sin defensa. “La única forma de salvar la vida de las personas detenidas es su liberación”, dice el periodista Jacob Soboroff, que ingresó a estas cárceles del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) donde, ya en 2008, vio niñas y niños encerrados en jaulas. Soboroff lo relata en su nuevo libro “Separated: Inside an American Tragedy” (Separados: una tragedia estadounidense).

Lee el resto de esta entrada

Joyas de la biotecnología cubana: Biomodulina T.

Biomodulina T

Es un fármaco biológico natural extraído del timo bovino.

No es un producto derivado de la sangre, aprobado como inyectable. Es un extracto diafiltrado de timo de ternera que contiene fracciones específicas de timo, incluidos polipéptidos de bajo peso molecular y hormonas de timo. Debido a la alta homología de estos polipéptidos entre diferentes especies de mamíferos, estos componentes son completamente funcionales cuando se administran a humanos.

Racionalidad científica para su inclusión protocolo de tratamiento a la COVID-19:

La glándula del timo desempeña un papel vital en el sistema inmunitario al producir y secretar un conjunto de polipéptidos y hormonas que actúan en la maduración y diferenciación de los linfocitos T, asegurando el desarrollo normal de los mecanismos de inmunidad celular y humoral dependiente del timo.
La respuesta de inmunidad innata se considera un factor esencial para limitar la gravedad de la COVID-19, particularmente, la respuesta temprana de interferón tipo I.

Una vez que la Biomodulina-T es administrada:
– Actúa como un cebador de la respuesta inmune adaptativa o adquirida mediante la estimulación de la maduración y diferenciación de los linfocitos T (células T CD3+).
– Restaura las células T inmunosenescentes CD4 y CD8 cuando se administra a pacientes de edad avanzada (mayores de 60 años).
– Aumenta la relación CD4 + / CD8 + y mejora el equilibrio entre las citocinas pro-inflamatorias y anti-inflamatorias.

Resultados:
Hasta el 25 de mayo de 2020, el medicamento había sido administrado a 9712 pacientes en hogares de ancianos.
La Bomodulina-T se administró tanto en entornos preventivos en la población anciana de alto riesgo, como en pacientes con comorbilidades, así como a pacientes positivos al SARS-CoV-2.
La administración de la Biomodulina-T a la población de edad avanzada (> 60 años) estimula y potencia el sistema inmune de esta población de pacientes.

Tomado de BioCubaFarma.

Entérate cubano

Actualidad de Cuba para los cubanos en el exterior.

Ven-Cuba

MIRO CUBA DESDE VENEZUELA CHAVISTA.

cubaconamalia.wordpress.com/

“La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla” José Martí

La Santa Mambisa

Promoviendo la FE de nuestra cubanísima Revolución

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Desenlace

La verdad sobre mi país. Un blog para desmentir a los cibermercenarios

Cuba por Siempre

"Cuba es pueblo que ama y cree, y goza en amar y creer." José Martí

yurisander

Teconolgía, periodismo y vida

Fundación País Digno

Abriendo espacios de diálogo y debate entre actores sociales, políticos e intelectuales orgánicos del movimiento popular

Herencias Culturales

Herencias Culturales Guantánamo