¿Cómo es posible tanto odio? A propósito de los debates en las redes sociales sobre Cuba.

Artemisa Cuba on Twitter: "#YoVotoVsBloqueo ...Amo esta isla soy ...

Por Brenda Murillo.

Este fin de semana nos reunimos un grupo de amigos en mi casa, cumpliendo todas las medidas de seguridad necesarias (incluyendo un cuasi baño en cloro antes de entrar). Entre ellos había una pareja de hondureños residentes en El Salvador.

En medio del intercambio el amigo hondureño me dijo que recientemente había leído en las redes sociales intercambios bien violentos entre cubanos residentes en Cuba y cubanos residentes en el exterior, especialmente en Estados Unidos, en los que estos últimos atacaban, en casi su totalidad, al gobierno cubano. Expresó que eso le llamaba poderosamente la atención, porque en su experiencia era muy raro encontrarse hondureños residentes en Estados Unidos que atacaran con tanta saña a su país de origen, sino todo lo contrario, la mayoría se iba para ayudar a su familia.

Lo mismo me expresaron salvadoreños allí presentes, todos con familiares residentes en la potencia del Norte.

Traté de explicarle lo mejor que pude, pero en sus ojos observaba extrañeza. Les dije que la razón principal era la política agresiva que lleva a cabo Estados Unidos contra Cuba, donde una buena parte de los que emigran hacia ese país encuentran una forma de ganarse la vida atacando públicamente a Cuba, aunque, contradictoriamente, sigan viajando a la Isla con bastante frecuencia.

El intercambio me hizo pensar y luego de terminada la visita me quedé reflexionando, concluí que mis amigos tienen razón, se trata de un fenómeno singular, como singular es la política de Estados Unidos contra Cuba. Cómo es posible que, a diferencia de los cubanos, millones de latinoamericanos emigran cada año hacia EE.UU. y no atacan a sus países de origen, desde donde huyeron de la pobreza o la inseguridad. Entre sus códigos no está atacar a la patria que los vio nacer.

Creo que entre la mayoría de los cubanos pasa exactamente lo mismo, lo que ocurre es que se amplifica la virulencia de la minoría agresiva a través de las redes sociales, mediante programas o “medios de prensa” diseñados por el gobierno de Estados Unidos para promover campañas anticubanas. Por eso se dedican a atacar sistemáticamente a Cuba, sirviendo como repetidores de las líneas de mensaje que se elaboran en instituciones estadounidenses como parte de su estrategia subversiva contra Cuba, solo por tener un diseño de país diferente, que defiende su soberanía con conceptos propios y distantes de los paradigmas del imperio.

¿Cómo es posible tanto odio? Estamos hablando de personas que nacieron y crecieron en Cuba, allí obtuvieron un título de algún nivel educacional, de forma totalmente gratuita y disfrutaron de un sistema de salud universal también gratuito. Muchos emigran por razones económicas, buscando un bienestar material que en la Cuba bloqueada no pueden tener. Pero al irse, se metamorfosean y hablan de que buscaban libertad, derechos humanos, democracia, etc., etc., etc., replicando conceptos no asumidos desde una perspectiva realmente crítica y profunda.

Pero esta nueva hornada de “exiliados” modernos, todos los años viajan a Cuba, se atienden en los hospitales que atacan y disfrutan de otras ventajas que brinda nuestro país. Y esto lo estoy diciendo como una emigrada más, con total conocimiento de causa.

En este contexto epidemiológico internacional en crisis, la mayoría de los emigrados que tienen familias en Cuba, se sintieron aliviados porque aún sigan en la Isla (donde también me incluyo yo), viviendo en esa “dictadura” que asegura y tiende la mano, antes de llevárselos para EE.UU., la “tierra de la libertad y los derechos humanos”.

Ese odio absurdo les impide reconocer los logros de Cuba, cuestionarse el genocida bloqueo y hacer algo positivo en beneficio del país. Cualquier voz que se alce en apoyo de Cuba es atacada hasta la saciedad, hasta con amenazas de muerte.

Yo nunca podré odiar a Cuba, me lo ha dado todo, mi identidad y mis valores como persona, estoy muy agradecida de la formación que recibí en ella y la pienso siempre como al Alma Mater que permanece para mí con sus brazos siempre abiertos, como puerto seguro, remanso y cobija, asidero y destino. Por eso siempre la defiendo aún desde la distancia, porque defenderla es como mantener a salvo su vientre fecundo que a dado a luz ilustres hijos y grandes ideas que hay que salvaguardar, defender y perpetuar.  Y, en lo personal, siempre ayudo mi familia, a la que debo también todo lo que soy, y lo hago desde la tranquilidad de saber que está bien cuidada en la Isla.

Por estas cosas, entre otras, defiendo siempre a Cuba y no logro odiar a quienes tanto la atacan, porque sé que en el fondo muchos son víctimas de sus frustraciones e incapacidades. Porque tengo la certeza de que sus ideas y proyecciones no tienen posibilidad de trascendencia, sino que están condenadas al olvido y el repudio. Porque como dijo José Martí en su ensayo “Nuestra América” “…Los que no tienen fe en su tierra son hombres de siete meses”.

Publicado el 4 agosto, 2020 en amor, Cuba, Migración y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Hace unos días pensaba en eso. Son los emigrantes cubanos, fundamentalmente los radicados en EEUU. los únicos emigrantes que atacan a su país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Ven-Cuba

MIRO CUBA DESDE VENEZUELA CHAVISTA.

cubaconamalia.wordpress.com/

“La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla” José Martí

La Santa Mambisa

Promoviendo la FE de nuestra cubanísima Revolución

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Desenlace

La verdad sobre mi país. Un blog para desmentir a los cibermercenarios

Cuba por Siempre

"Cuba es pueblo que ama y cree, y goza en amar y creer." José Martí

yurisander

Teconolgía, periodismo y vida

Fundación País Digno

Abriendo espacios de diálogo y debate entre actores sociales, políticos e intelectuales orgánicos del movimiento popular

Herencias Culturales

Herencias Culturales Guantánamo

Solidaridad Latinoamericana

"Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar"

A %d blogueros les gusta esto: