Archivos diarios: 26 julio, 2020

Cocina de domingo: Lentejas.

Por Silvia Mayra Gómez Fariñas, tomado de Cubadebate.

Ingredientes (4 servicios):

Una taza de lentejas, un pedazo de tocineta, 1 cebolla, 2 dientes de ajo, 1 ají pimiento, 1 hoja de orégano, 2 hojas de culantro, 1 cucharadita de comino, 1 cucharada de aceite y sal a gusto.

Preparación:

Limpie y lave las lentejas. Pique en lonjas finas la tocineta. Limpie y pique en ruedas la cebolla. Limpie y macere los ajos. Lave y pique en tiras el ají. Lave y pique finamente el orégano. Lave el culantro.

Ponga una cacerola a la candela con las lentejas y agua suficiente, déjelas cocinar hasta que ablande el grano. Cuando esté, bájelo, déjelo refrescar y cuélelo reservando el agua donde las cocinó. Ponga una cacerola a la candela con el aceite, la cebolla, el ajo, la tocineta, déjelo que se sofría bien, luego agréguele las lentejas, el ají, el orégano, el cilantro, el comino y la sal. Sofríalo todo dándole vueltas con una cuchara de madera para que no se le pegue y por último vierta poco a poco el agua que reservó y puntéelo de sal. De acuerdo a su gusto, en mi caso me gusta que me quede un poco seco, no con caldo.

El Moncada: la historia de ayer y hoy.

El Moncada: la historia de ayer y hoy

Por Narciso Amador Fernández Ramírez, tomado de Cuba Ahora.

Aquella fecha del 26 de julio fue la chispa, la llama que marcó el inicio de la Revolución…

Ningún hecho de la Cuba republicana fue más trascendente que lo sucedido el 26 de julio de 1953 en Santiago de Cuba y Bayamo, cuando los jóvenes de la Generación del Centenario, con Fidel al frente, atacaron de manera sorpresiva y simultánea los cuarteles Moncada, de Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes, de Bayamo.

 

No resultó, como se conoce, una victoria militar, pues fracasado el factor sorpresa la acción armada se vio frustrada. Incluso, la tiranía cobró bien caro la osadía y asesinó a diez asaltantes por cada soldado muerto en la acción, y resulta una verdad histórica que allí murió una buena parte de lo mejor de la juventud cubana de la época.

Entre los valiosos jóvenes caídos, por solo mencionar algunos, estuvieron Abel Santamaría, el segundo del Movimiento; Renato Guitart, único santiaguero en la acción; Raúl Gómez García, el Poeta de la Generación del Centenario, y José Luis Tassende, cuya foto herido y todo ensangrentado recorrió la Isla de un sitio al otro, como prueba de los crímenes del tirano.

Lee el resto de esta entrada

Unidos, cada cual en su Moncada.

Por José Llamos Camejo, tomado de Cubainformación.

Amaneció un día con los muros salpicados de sangre generosa –savia juvenil-, y tenía en las paredes agujeros de metralla; lloró la patria herida. Y ha sido aquel recinto, desde entonces, mucho más que un cuartel fortificado. «Unidos, cada cual en su Moncada», dice un joven trovador guantanamero. Y el canto, más que suyo, es el canto de su pueblo en este pedazo de una Isla desafiante.

Tendremos –es obvio– que seguir tumbando muros; romper cercos, calumnias, asechanzas; y para hacerlo nos asiste la certeza, esa fe, esa lección aprendida en las paredes del Moncada, en aquella ­aurora del 26 de julio de 1953. Allí nació –y se esparció desde allí– la certeza de esta Isla; allí aprendimos que es posible lo que algunos creyeron imposible. «El Moncada –nos recuerda Fidel– nos enseñó a convertir los reveses en victorias».
Victorias como la de superar el desafío tremendo del periodo especial; victorias en curso, como esas que protagonizan médicos y enfermeras, dentro y fuera de Cuba, contra una pandemia mortal. Éxitos que se labran a un tiempo y con la misma osadía, desde el surco y el hospital, en el centro científico y la Brigada de la ­Frontera; en el celo por nuestros niños o en la mano solidaria que cuida la tranquilidad del anciano.
Sí, Fidel tuvo la razón: «tenemos una fuerza formidable; lo hemos demostrado»; la tuvo cuando avizoró el renacer de una patria nueva defendida por «un pueblo que ha alcanzado la mayoría de edad». La obra de la Revolución bastaría para ratificar otra verdad de nuestro líder histórico: «El Moncada nos dejó la lección permanente de perseverancia en un propósito justo; nuestros muertos heroicos no cayeron en vano… dura es nuestra lucha, pero más duro es el temple de nuestras almas».

Cuba, un asalto para rescatar la República.

Cuba, un asalto para rescatar la República

Por Orlando Oramas León, tomado de Prensa Latina.

El 26 de julio de 1953 marca un hito en la historia de Cuba, cuando un puñado de jóvenes se lanzó, armas en mano, al rescate de la República en el centenario del natalicio de José Martí.
En aquella jornada, hace hoy 67 años, con Fidel Castro a la cabeza, fue atacada la segunda fortaleza militar que sustentaba la tiranía de Fulgencio Batista, quien un año antes había dado un golpe de Estado para perpetuar la corrupción y otras lacras que laceraban a la República.

Aquellos revolucionarios, muchos de los cuales perdieron la vida en combate o asesinados después, la historia los reconoce como la Generación del Centenario, reivindicadora del legado del Apóstol cubano.

Lee el resto de esta entrada

Entérate cubano

Actualidad de Cuba para los cubanos en el exterior.

Ven-Cuba

MIRO CUBA DESDE VENEZUELA CHAVISTA.

cubaconamalia.wordpress.com/

“La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla” José Martí

La Santa Mambisa

Promoviendo la FE de nuestra cubanísima Revolución

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Desenlace

La verdad sobre mi país. Un blog para desmentir a los cibermercenarios

Cuba por Siempre

"Cuba es pueblo que ama y cree, y goza en amar y creer." José Martí

yurisander

Teconolgía, periodismo y vida

Fundación País Digno

Abriendo espacios de diálogo y debate entre actores sociales, políticos e intelectuales orgánicos del movimiento popular

Herencias Culturales

Herencias Culturales Guantánamo