Crónicas desde El Salvador: Manejando en la capital.

Por Brenda Murillo.

A los pocos meses de llegar a San Salvador, El Salvador, y luego de algunas prácticas necesarias, comencé a manejar. Ya tenía experiencia en Cuba porque en mi familia siempre hubo auto y desde pequeña me gustó manejar. Para nada decir que era una chofer (motorista como se le dice en El Salvador) experimentada, pero ya sabía moverme en las calles complicadas de La Habana Vieja, Cerro, 10 de Octubre o Centro Habana. Nunca imaginé cómo sería aquí.

Muchos dicen que los cubanos manejan como locos, incluso yo lo decía, pero nada que ver a como manejan aquí. Es una locura, los autos siempre van a altas velocidades, los motoristas constantemente cometen infracciones del tránsito que en Cuba serían penalizadas hasta con el retiro de la licencia de conducción, pero aquí no ocurre así. También es que no hay prácticamente policías controlando el tráfico.

Al parecer, pienso yo, autos modernos, calles en excelente estado y ausencia de policías de tránsito, incitan a altas velocidades e imprudencias al volante. Hay también un nivel de autos demasiado elevado para un país pequeño, lo cual convierte un suplicio manejar en los horarios pico, donde puedes demorarte dos horas o más, para llegar a un sitio que con tráfico normal pudiera demorarte solo 15 0 20 minutos, quizás menos.

Hablando de imprudencias, nunca olvidaré que un día, en medio de la Alameda Juan Pablo II, de gran tráfico, mi amiga al volante se iba maquillando mientras conducía el auto. Llegué horrorizada a nuestro destino. Pero eso no es nada. Muchos manejan hablando con el celular o enviando mensajes de texto; y ni hablar de las motocicletas, que en los últimos años han inundado las calles de la capital y también incrementado los accidentes de tránsito. Aún consternada recuerdo un accidente de un motociclista contra un bus en el Bulevar Los Próceres; el joven iba hablando por el celular y se impactó a gran velocidad contra el bus, que invadió su senda sin ningún tipo de precaución.

Buses con puntas afiladas en las llantas son comunes en nuestras calles, siendo un gran peligro. Estos manejan sin ningún tipo de precaución también. Hay que estar muy atentos cuando se trata de adelantar a un busero, y si eres mujer más todavía. No sé si es por complejos o por machismo.

Es una gran reto para una mujer manejar en El Salvador, en especial en la capital. Todavía hay mucho machismo. Ello sin descartar la violencia e imprudencia con la cual se maneja, de ahí la cantidad de accidentes que diariamente se ven en nuestras calles, aun con la cuarentena.

A pesar de ello es necesario manejar, con precaución, y observando el tránsito en todo momento, porque nunca sabemos lo que nos puede pasar.

¿Que los cubanos son locos manejando? Vengan a El Salvador.

 

Publicado el 10 junio, 2020 en #Crónicas, El Salvador y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Ven-Cuba

MIRO CUBA DESDE VENEZUELA CHAVISTA.

cubaconamalia.wordpress.com/

“La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla” José Martí

La Santa Mambisa

Promoviendo la FE de nuestra cubanísima Revolución

RE-EVOLUCIÓN

Combatiendo al neofascismo internacional

Desenlace

La verdad sobre mi país. Un blog para desmentir a los cibermercenarios

Cuba por Siempre

"Cuba es pueblo que ama y cree, y goza en amar y creer." José Martí

yurisander

Teconolgía, periodismo y vida

Fundación País Digno

Abriendo espacios de diálogo y debate entre actores sociales, políticos e intelectuales orgánicos del movimiento popular

Herencias Culturales

Herencias Culturales Guantánamo

Solidaridad Latinoamericana

"Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar"

A %d blogueros les gusta esto: