Aunque lluevan railes de punta, en Venezuela triunfará el Soberano

Tomado de: Auca en Cayo Hueso

Escrito por R. de los Reyes (Colaborador de Auca)

El contundente golpe asestado el pasado 30 de julio por el pueblo venezolano a la mal llamada Mesa de la Unidad (MUD), que agrupa a los maltrechos integrantes de los otrora “poderosos” y antipopulares partidos de la oligarquía venezolana, los ha dejado tan atolondrados que ahora no saben lo que van a inventar. Se ha formado la rebambaramba. Cada cual tira para su costal y cuando se sientan a la Mesa…, el cacareo es interminable y no acaban de poner el huevo. Van a terminar imitando aquel jueguito infantil donde las niñitas cantaban: “yo no fui, fue Tete…pégale, pégale que ella fue”.

Desde las pasadas elecciones presidenciales en que resultó electo el Presidente Maduro, han estado atacando al Consejo Nacional Electoral (CNE), acusándolo de fraude. Cuando ese mismo CNE proclamó la victoria electoral de los opositores en las elecciones para elegir la Asamblea Nacional, aceptaron la decisión y se tragaron las acusaciones, que volvieron a esgrimir cuando incumplieron las normas que se requieren para solicitar un referéndum revocatorio previsto en la Constitución de 1999 y el CNE no aprobó su petición. Entonces se tiraron por la calle del medio y comenzaron con las guarimbas con el intento de forzar el derrocamiento del gobierno chavista presidido por Nicolás Maduro. Dentro de la llamada MUD nunca ha habido consenso sobre cómo actuar.

Algunos abogan por incrementar la presión en las calles, otros se inclinan por una insurrección, otros no saben qué hacer, hubo los que coquetearon con el “dialogo” con el que pretendían resquebrajar la unidad chavista. Lo que resulta evidente es que todos quieren mantenerse lo más cerca del posible “jamón” (entiéndase lo que piensan puede suceder si logran derrocar al chavismo). En la mente de todos ellos (me refiero a los cabecillas de la derecha) lo más importante antes y ahora, es dejar bien claro qué lugar les corresponde en la escala de posibles sucesores del chavismo. Ninguno de ellos quiere ser “ninguneado” por los demás integrantes de la camarilla de defensores “a rajatablas” del asfixiante y antipopular neoliberalismo capitalista.

Ahora, después del apabullante “leñazo” que recibieron con la elección popular de una Asamblea Nacional Constituyente, se ha formado el desbarajuste. Dos o tres se apresuraron a inscribir, en ese mismo CNE que repudiaban, candidatos de sus alicaídos partidos, para las elecciones regionales que tendrán lugar próximamente. Como ya perdieron la chiva, aspiran al menos quedarse con el mecate. Otros han hecho lo mismo; pero mantienen la cantaleta de continuar con la presión en las calles porque, según dicen, “podríamos perderlo todo” y los más recalcitrantes se han tirado nuevamente al abismo y se están pronunciando por una insurrección armada.

En todo ese pataleo siguen contando con el apoyo del perrero mayor y de los sabuesos de la región, que encabezan las campañas anti venezolanas, que no acaban de comprender que cuando un pueblo decidido se lanza al combate, la victoria es segura. Así es como aquí en un barrio de la Cuba de Martí y Fidel, vemos como van las cosas en la tierra de Bolívar y Chávez, con la convicción que con su recién electa Asamblea Nacional Constituyente, triunfara el soberano.

Anuncios

Publicado el 11 agosto, 2017 en Cuba, Fidel, Solidaridad, Venezuela y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: