Ecuador decide su futuro en segunda vuelta de comicios generales

Tomado de: Prensa Latina

Quito (PL) El venidero 2 de abril, Ecuador definirá en segunda vuelta de comicios generales al próximo presidente de esta nación sudamericana, donde están en contienda dos programas políticos, dos visiones distintas de los próximos cuatro años.
De un lado el oficialista Lenín Moreno, ex vicepresidente ecuatoriano, quien estuvo al lado del jefe de estado, Rafael Correa, desde los inicios de la revolución ciudadana en 2007, y pretende consolidar y ampliar los programas sociales aplicados en beneficio de la ciudadanía por el gobierno liderado por el Movimiento Alianza PAIS.

El otro contendiente, Guillermo Lasso, exbanquero, representante de CREO-SUMA, propone un cambio, basado fundamentalmente en eliminar varias de las regulaciones aprobadas por el ejecutivo como la Ley de Comunicación, así como modificar estatutos en materia de educación superior, entre otros.

Ambos resultaron los más votados entre ocho rivales que optaron por la presidencia en la primera ronda de sufragios generales, realizada el pasado 19 de febrero.

La social cristiana Cynthia Viteri, el general retirado del Acuerdo Nacional por el Cambio Paco Moncayo, el hijo del expresidente Abdala Bucaram, Dalo Bucaram, de Fuerza Ecuador, y el médico Iván Espinel por Fuerza Compromiso Social, Patricio Zuquilanda, del Partido Sociedad Patriótica y Washington Pesántez, por el Movimiento Unión Ecuatoriana fueron los otros contendores.

El cotejo concluyó con la victoria de Moreno (39,36 por ciento), seguido por Lasso (28,09), pero pese a la diferencia de más de 10 puntos porcentuales entre el primer y el segundo lugar, el ganador no alcanzó el mínimo de 40 por ciento establecido por ley, por lo cual es necesario el balotaje.

Para cumplir con el resto del cronograma de cara a las votaciones de abril, el mes de marzo es primordial, pues del 10 al 30 ambos contendores realizarán su segunda campaña electoral, para convencer al electorado con sus proyectos.

Moreno tiene como carta de presentación su período en la vicepresidencia y la Misión Manuela Espejo, que ofreció una nueva vida a personas con discapacidad, sector excluido por las administraciones anteriores.

Lasso, por su parte, se empeña en convencer al pueblo de su propuesta de cambio, pero tiene en su contra que su figura está estrechamente vinculada por el feriado bancario de 1999, cuando era superministro de economía y fueron congeladas las cuentas de las familias, lo cual forzó a la emigración a cerca de tres millones de ecuatorianos.

Un total de 12 millones 816 mil 698 personas están llamadas a votar el 2 de abril y tienen en sus manos el destino de los próximos cuatro años, de la nación ubicada en la Mitad del Mundo.

En opinión de analistas y politólogos, la batalla no es simplemente entre contendores y por la presidencia, sino entre dos modelos, entre futuro y pasado.

Para el balotaje, ambas formaciones políticas tendrán solo 20 días de campaña electoral y el 40 por ciento del fondo concedido para la primera vuelta, o sea, 950 mil dólares con vistas a su publicidad y propaganda electoral.

En ese periodo, Moreno y Lasso volverán a los barrios de todo este territorio sudamericano para intentar atraer esos votos que impidieron al oficialista ser declarado vencedor definitivo, pese a ganar los comicios en primera vuelta y al exbanquero demostrar el presunto rechazo del pueblo al denominado ‘continuismo’.

La nueva pugna estará marcada además por el contraste entre los llamados del gobierno a la paz, al trabajo en conjunto y a preservar lo ganado y las convocatorias opositoras a deslegitimar los resultados, a generar el caos y la violencia, mediante falsas acusaciones de presunto fraude por parte de las autoridades del Consejo Nacional Electoral, máximo órgano en materia de sufragios.

CREO-SUMA cuenta con el respaldo de algunos de los partidos que en la primera vuelta fue rival, como el social cristiano y Alianza PAIS espera vencer con dos millones de votos de diferencia, uno más del obtenido el 19 de febrero.

Serán los electores quienes definan, por mayoría de votos, al sucesor de Rafael Correa, quien estará al frente de la nación hasta el 24 de mayo, cuando transfiera la banda presidencial al próximo jefe de estado.

Tras la campaña, que culmina el 30 de marzo, el país entrará en un período de silencio, vigente hasta el día de las votaciones, el cual, según el presidente del Consejo Nacional Electoral, Juan Pablo Pozo, constituye para los electores un proceso de reflexión, con vistas llegar a las urnas seguros de la decisión.

Las elecciones del 2 de abril no solo son importantes para Ecuador, sino que están en la mira del resto de la región, pendiente de saber si a partir del venidero mes de mayo continuará en esta nación un gobierno progresista.

 

Anuncios

Publicado el 9 marzo, 2017 en Uncategorized y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: