El 26 de julio, entonces…ahora. #Cuba, #SiempreEs26, #SanctiSpiritusEn26

Hoy convoca a millones de cubanos en la isla el 63 aniversario del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, el bautizo de fuego de la generación del Centenario, inspirada en el apóstol de la Independencia de Cuba: José Martí y liderada por el joven Fidel Castro, el Comandante en Jefe de la Revolución cubana.

1953 era el año en que se conmemoraba el centenario de Martí, y apenas el año antes el Fulgencio Batista había dado un golpe de estado que aplastó los derechos individuales y las ansias de libertad y refundación del pueblo cubano. Un grupo de jóvenes cubanos de todos los estratos sociales y varias provincias se unieron en torno a un proyecto y un líder: Fidel. La organización se bautizó como Jóvenes del centenario y decidieron actuar en vez de soportar la dictadura batistiana. Se prepararon y organizaron para asestar a la tiranía un duro golpe en el oriente del país: asaltar la segunda mayor fortaleza militar ubicada en Santiago de Cuba, y provocar un levantamiento popular general que derrocara a Batista y su camarilla.

Las acciones de aquel 26 de julio de 1953 no cumplieron los objetivos militares planteados, sin embargo las metas políticas se sobrecumplieron pues el pueblo de Cuba supo que habían jóvenes dispuestos a seguir el ideario martiano de construir una república unitaria, ética y justa, por lo que era necesario barrer con la república neocolonial de vicios, explotación y corrupción, aun a costa de la propia vida de los combatientes. Por eso es que el 26 de julio es el día de la rebeldía nacional en Cuba.

Las decenas de jóvenes cubanos que cayeron combatiendo, o asesinados los días posteriores, lo hicieron por construir un mejor país que definitivamente se logró a partir del 1 de enero de 1959.

 

Los sobrevivientes de aquella acción (Raúl entre ellos) se enfrentaron a un juicio en el cual Fidel presentó su alegato de defensa que luego se conoció como  “La Historia me Absolverá” y que se constituyó en la plataforma programática que la Revolución triunfante adoptó y cumplió para beneficio de Cuba y de los pueblos hermanos.

El 17 de diciembre de 2014 se abrió una nueva  etapa en la historia de Cuba; la liberación de los 5 Héroes y el inicio del proceso de normalización de las relaciones diplomáticas con EE.UU. Hemos llegado a este punto sin realizar concesiones de ningún tipo, utilizando como escudo y principal argumento la verdad y las razones que nos asisten como pueblo pacífico, solidario y culto. Los objetivos estratégicos de la Revolución y el proyecto social, económico y político que hemos venido construyendo no están en juego, no forman parte de ninguna negociación. Estamos dispuestos a tener una relación con Estados Unidos mutuamente beneficiosa, abierta, pero sobre todo respetuosa, basada en los principios de soberanía y respeto a la autodeterminación, esas son nuestras condiciones.

La eliminación del criminal bloqueo, de la Ley de ajuste cubano y la retirada de la ilegal Base Naval de Guantánamo son reclamos legítimos de Cuba para avanzar en la relación bilateral, no es nuestro país quien agrede, bloquea ni ocupa territorio estadounidense.

Los cubanos debemos hacer todo lo posible para desde nuestros puestos contribuir al éxito y desarrollo de nuestro país, a la vez que apoyamos a los países hermanos. Esa es nuestra principal misión y en ella debemos concentrarnos, sabiendo que son muchas las fuerzas externas interesadas en el fracaso del proyecto revolucionario de la nación cubana y de los pueblos latinoamericanos; tenemos que avanzar en la ruta trazada, por nosotros y las nuevas generaciones.

Es el momento de ratificar el compromiso del pueblo cubano de serles fiel a los héroes y mártires que han caído en la construcción y defensa de la Revolución cubana, a los que cayeron ese 26 de julio y a los que han caído después; el compromiso con la construcción de un mejor país, de un socialismo justo, eficiente, prospero y solidario; en la lucha contra la guerra económica y subversiva estadounidense y con la consolidación e impulso del proceso integracionista nuestroamericano.

Es también el compromiso de serle fiel y cumplir con las enseñanzas y ejemplo del Comandante en Jefe de la Revolución cubana, el eterno Fidel.

(cubanoypunto.wordpress)

 

Publicado el 26 julio, 2016 en Fidel, Política y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: