Las agencias de Estados Unidos que sí son amenazas mundiales

NED-USAIDTomado de: TeleSur

Se disfrazan de organizaciones humanitarias que también, según Washington, fomentan la democracia, el desarrollo y el respeto a los derechos humanos. Pero al poner en evidencia los actos de estas agencias, queda a la vista de todos la hipocresía y desfachatez del gobierno de Estados Unidos, el cual se atreve a etiquetar de amenazas a su seguridad nacional a los mismos pueblos en los que incita a la rebelión, al derrocamiento de autoridades democráticamente electas, a la tortura, encarcelamiento de líderes políticos, la desaparición forzada y, sin titubeos, el asesinato.

1. USAID y sus acciones letales desde Argentina hasta México pasando por el Caribe, y alrededor del mundo, la CIA usa a la USAID para intervenir en la soberanía de los países Latinoamericanos y de otras regiones para expandir sus intereses, dominar y controlar riquezas que no le pertenecen, y cuando se topan con resistencia, no titubean en corromper a políticos, financiar disturbios y derrocamientos de gobiernos electos democráticamente, asesinar si lo consideran pertinente y socavar la paz de los pueblos, así lo han confirmado prominentes investigadores como Noam Chomsky, Eva Golinger y Marc Weisbrot, entre muchos otros.

El internacionalmente reconocido autor y analista político estadounidense, Chomsky, ha dicho en repetidas ocasiones que Estados Unidos es “la organización terrorista más grande del mundo”. Continuó: Las letales operaciones de la CIA en lugares como Nicaragua y Cuba son prueba de ello, sin olvidar Siria, Afganistán y muchos más.

Vaya, incluso la agencia noticiosa estadounidense AP ha puesto al descubierto las sucias y letales maniobras de USAID.

Recientemente reveló que USAID financió un proyecto tipo Twitter llamado ZunZuneo — un modismo cubano que significa colibrí — con el fin de fomentar la rebelión en Cuba.

El proyecto se lanzó en 2009 a través de una empresa frente llamada Creative, Inc. (CAI) se encargó de lanzar el proyecto en 2009 desde Costa Rica tras el arresto de Alan Gross, el espía estadounidense que encabezaba esfuerzos por parte de la CIA en Cuba para derrocar al gobierno cubano y perturbar la paz de su pueblo, quienes por más de cinco décadas han resistido los embates estadounidenses y de sus fieles aliados periodísticos .

Pero esto es solamente un ápice de la una realidad que supera la ficción, porque USAID ha llevado a cabo acciones que socavan, o por lo menos lo intentan, a todo aquel gobierno que se oponga a ser subyugado por Washington y sus corporaciones multinacionales en todas sus formas y colores.

La mamá de Barack Obama, Ann Dunham Sutoro, está manchada por las sucias operaciones encubiertas de la USAID. Ella trabajó para Gross. Ambos han sido acusados de apoyar el golpe de Estado de 2002 en contra del presidente venezolano Hugo Chávez, según la agencia noticiosa AP.

Pero de vuelta a 2002. USAID reclutó a ex oficiales militares venezolanos para que desde Colombia planearan el golpe contra Chávez. Un informe de la AP asegura que todo fue con la anuencia del entonces presidente Álvaro Uribe.

La canciller alemana Angela Merkel también está vinculada a USAID por conducto de su Partido Demócrata Cristiano, el cual a su vez también financió intentos golpistas contra Cuba.

La mamá de Obama no sólo se involucró en el golpe contra Chávez, sino que también bajo órdenes de la CIA participó en operativos destinados a instalar dictaduras sangrientas y represivas en Indonesia y Paquistán. La carrera de doña Obama (Dunham Sutoro) data desde 1965.

En los ochentas, Obama y su mamá estaban en Paquistán para la apertura de una oficina de USAID en la capital Islamabad con el fin de financiar armas para los mujaidines y sus esfuerzos para derrocar al presidente paquistaní Muhammad Zia-ul Haq.

En Haití, USAID y la CIA financiaron golpes de Estado en contra del presidente Jean-Bertrand Aristide en 1991 y 2004. Cuando Aristide regresó al poder en 1994, también financiaron esfuerzos en su contra a través del Proyecto Democracia.

En 2013, la BBC de Londres, entre muchas otras agencias noticiosas, informó que el presidente Evo Morales había expulsado a USAID de su país. Allí, la agencia operaba con un presupuesto anual de unos 50 millones de dólares con el fin de socavar a su gobierno. Cinco años antes, Morales ya había sacado al embajador de Estados Unidos y a la DEA por lo mismo.

Actualmente, USAID mina esfuerzos sociales y democráticos en Nicaragua y a su presidente Daniel Ortega. ¿Por qué? Muy sencillo. Conociendo de los intereses mezquinos de Washington, Ortega ha preferido trabajar con China, que, es cierto, busca sus propios intereses, pero sin causar miseria ni imponer condiciones. Entonces, allí se construye un canal interoceánico que va a afectar a las grandes corporaciones de Estados Unidos, las cuales, como ya se sabe, sí explotan, imponen condiciones, y si no se aceptan, secuestran, desaparecen, mandar a golpear y hasta asesinan a los que se les oponen.

Una de las razones por las cuales Obama instruyó a Hillary Clinton para dirigir el derrocamiento en contra del presidente hondureño Manuel Zelaya fue porque él elevó el salario mínimo, lo cual afectaba las ganancias de las multinacionales estadounidenses.

En 1988, USAID instaló un centro de operaciones enorme en San José, Costa Rica, con el único objetivo de ayudar a los contras nicaragüenses.}

USAID, según un reporte de la AP, y la CIA siempre han ayudado a las grandes empresas petroleras estadounidenses como Exxon, Chevron y Texaco a explotar recursos en muchos países, y en los casos cuyos gobiernos se oponían, se planeaban operativos desestabilizadores con el fin de derrocarlos. Tal ha sido el caso en Ecuador, Bolivia y Venezuela, por nombrar algunos.

USAID, pese a ser expulsada de varios países, sigue operando bajo órdenes de la CIA y, por ende, de Washington en un sinnúmero de países, incluyendo Venezuela y Bolivia, reveló Marc Weisbrot, un economista, columnista y co-director del Centro de Investigación Económica y Política en Washington.

Para 1979, USAID había entrenado a más de 30 mil policías para que neutralizaran a activistas, políticos y líderes izquierdistas en Guatemala, de acuerdo al libro “Matando Esperanza” del escritor William Blum. Diez años después, escuadrones de la muerte masacraron a campesinos mayas bajo las órdenes del títere dictatorial estadounidense, Efraín Ríos Montt, quien pese a su avanzada edad se encuentra encarcelado.

En Brasil, para finales de los sesentas, USAID había entrenado a al menos 100 mil policías brasileños en artes oscuras de dominio a través del terror. Seiscientos policías fueron llevados por USAID a Estados Unidos para recibir entrenamiento en técnicas de colocación de explosivos y tortura. Obvio, para reprimir, tortura y, en caso de ser pertinente, desaparecerlos o matarlos.

En Perú, USAID donó al gobierno del Alberto Fujimori unos US$35 millones para implementar su programa de esterilización de unas 300 mil mujeres indígenas y pobres.

2. La NED promueve democracia. ¿Será?

NED eso otra de las nefastas organizaciones estadounidenses que interviene en las soberanías de países alrededor del mundo. Sus siglas quieren decir Dotación Nacional para la Democracia. Primero, no tiene nada de nacional, ya que se ha metido en los intereses internos de innumerables países. Segundo, tampoco tiene nada de democrática ni fomenta la democracia sino todo lo contrario, ya que alienta al terrorismo y la desestabilización de gobiernos que antagonizan o incomodan a Estados Unidos.

Durante la administración del Presidente estadounidense Ronald Reagan, NED intervino en Nicaragua con apoyos financieros para los contras. El dinero provenía de la CIA, lo cual estaba prohibido por el congreso estadounidense. Igualmente, en ese tiempo se dio el financiamiento de la CIA a los contras a través de un intrincado sistema de tráfico de cocaína con la que envenenaron a comunidades enteras de Afro-Americanos en el condado de Los Ángeles para comprar armas en Irán, las cuales entregaban a los contras nicaragüenses.

NED fue denunciada por el presidente ecuatoriano Rafael Correa y otros jefes de estado izquierdistas porque detectaron que subrepticiamente se dedica a desestabilizar a sus gobiernos. Lo más reciente que ha hecho NED es financiar a grupos que impulsaron el golpe parlamentario en contra de la presidenta de Brasil

Se dice que el fundador de NED fue Allen Weinstein, quien en su momento confesó ante medios masivos que “mucho de lo que NED hace, se hace encubiertamente bajo instrucción de la CIA.” El autor, historiador, investigador y crítico del gobierno de las políticas de exteriores de EE.UU., William Blum, dijo que la CIA lavaba millones a través de NED.

Blum dijo que la especialidad de NED es entrometerse en los asuntos internos de los países blanco de Washington a través, de entre otras muchas cosas, medios de comunicación y partidos políticos.

El NED trabaja estrechamente con los partidos políticos estadounidenses Democrático y Republicano, y sirve de apoyo USAID.

NED tuvo una importante participación entre 1975 y 1978 en la creación e implementación de la sonada Operación Cóndor. Esta operación fue la que Estados Unidos utilizó para proveer a sus títeres dictatoriales en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay, Uruguay, Colombia, Perú, Venezuela y Ecuador con importante apoyo militar para cazar y matar a izquierdistas. En total, se estima que fueron asesinadas unas 80 mil personas.

En 1986, el entonces presidente de NED, Carl Gershman, explicó a New York Times que “nosotros debimos realizar este tipo de trabajo encubiertamente … sería terrible que grupos democráticos alrededor del mundo se dieran cuenta que somos subsidiados por la CIA.

La extensión y profundidad del trabajo de NED es realmente impresionante. En su portal, NED declara que apoya más de mil proyectos en 90 países.

Michel Chossudovsky, profesor economista emérito de la Universidad de Ottawa, Canada, señaló que NED se dedica a “generar disidencia” en contra de gobiernos que incomodan a Estados Unidos.+

El trabajo de la organización en Venezuela es intenso y costoso. En el país, NED ha invertido unos US$300 millones en los últimos seis años con el fin de socavar la Revolución bolivariana y contrarrestar todo lo que hace el gobierno socialista del país por su pueblo, como dotar a millones con casas y sacar de la pobreza a millones más, entre otros muchos beneficios, con campañas de difamación para volcar a la población en contra de sus benefactores.

NED entregó fondos a la Confederación de Trabajadores de Venezuela, la cual fue instrumental en el golpe de 2002 contra el carismático y popular presidente, Hugo Chávez, quien abiertamente desafió y exitosamente rechazó los intentos injerencistas de Estados Unidos en su país.

El organismo tuvo gran éxito en la manipulación de elecciones en Nicaragua y en Panamá, escribió Blum en su libro “Asesinando la Esperanza”.

Básicamente, agrega Blum, donde está USAID, está NED. Así fue en Haití en contra del presidente Jean Bertrand Aristide.

Una funcionaria de NED, Louisa Coan, hipócritamente dijo que la organización daba voz a la oposición para impulsar el pluralismo, sin embargo, nunca dio ni un centavo a progresistas ni izquierdistas en México, El Salvador, Guatemala, Nicaragua ni en ningún otro lado. Su apoyo siempre ha sido para derechistas corruptos y traidores a sus pueblos, ya que lo único que buscan es hegemonizar el poder a nivel mundial bajo un sólo techo: Estados Unidos para Estados Unidos y sus corporaciones, quienes ostentan el verdadero poder en Washington.

Luis Posada Carriles, quien plantó una bomba en un avión cubano en 1976, matando a 73 personas, recibió dinero de NED. Con esos recursos, colocó bombas en varios hoteles en Habana, todo con el fin de causar desestabilización política.

3. El IRI promueve golpes y desestabilización

En 2009, la connotada escritora, jurista e investigadora Eva Golinger, escribió sobre el rol que tuvo el Instituto Republicano Internacional en el golpe militar en Honduras contra el presidente Manuel Zelaya y en el golpe contra Chávez hace 14 años. Asimismo, agregó Golinger, el IRI tuvo una participación clave en el golpe de 2004 contra Aristide en Haití.

IRI, a diferencia de NED y USAID, interviene con entregas de fuertes cantidades de dinero a políticos, periodistas y otras personalidades dentro de los países que Estados Unidos quiere dañar. Así lo hizo en Ecuador, Venezuela y en Haití, entre otros muchos países. Pero su fuerte es en el entrenamiento y consultoría de los líderes de partidos políticos y grupos, incluso mediáticos, que USAID y NED reclutan para llevar a su fin los planes golpista que les pide Washington. Siempre es contra gobiernos electos por la vía democrática.

En 2002, cuenta Golinger, cuando el golpe en Venezuela, el entonces presidente de IRI, George Folsom, declaró, a manera de discurso victorioso, que “el IRI ha fungido como un puente entre los partidos políticos venezolanos y todos los grupos sociales para ayudar al pueblo del país forjar un nuevo futuro democrático”.

Pero cuando el pueblo venezolano rescató a Chávez de manos de sus secuestradores golpistas y lo sacaron de una cárcel militar, seguido de lo cual se reinstauró el orden constitucional, el IRI se arrepintió de su proclamación anticipada. Para lavarse las manos, el IRI acusó al gobierno de Estados Unidos de financiar el golpe.

Existe evidencia irrefutable de la intervención de IRI en el golpe de 2002. Golinger señaló que los documentos que lo confirman todo se consiguieron a través de la Ley de Libertad de Información y los cuales se pueden ver en su libro “El código Chávez: descifrando la intervención de Estados Unidos en Venezuela.

La historia de IRI data de 1983, en cuyo año el senador John McCain era su presidente. Este instituto también financió a organizaciones en Nicaragua y Honduras.

Los fondos de IRI provenían de NED y eran usados para influenciar a partidos políticos y grupos de presión.

Otra evidencia indiscutible es la reunión entre el director regional para Latinoamérica y el Caribe de IRI, Alex Sutton. Esta se dio durante una conferencia que dio Sutton en Venezuela el 28 y 29 de mayo del 2009. Allí estaba el ex presidente boliviano Jorge Quiroga, quien abiertamente se pronunció a favor del derrocamiento de Evo Morales.

En esa conferencia también estaban otros grupos de Honduras y Venezuela, que también se habían pronunciado a favor del derrocamiento de Zelaya y Chávez, respectivamente.

No podía faltar el escritor peruano Mario Vargas Llosa y su hijo Álvaro. Ellos también estaban a favor de que se removiera del poder a Zelaya. Estas son pruebas que nadie puede negar.

Basados en esta información y mucha más que se ha proporcionado a través de este medio, no puede quedar duda que Estados Unidos trabaja intensamente para desestabilizar a varios gobiernos de la región, incluyendo el de Daniel Ortega, Rafael Correa, Evo Morales,Nicolás Maduro y el ya atribulado de Dilma Rousseff.

(Publicado en Auca en Cayo Hueso)

Publicado el 8 junio, 2016 en agresiones imperiales, Cuba - EE.UU., Política. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: