Histórica visita de Papa Francisco a Cuba, oposición de la ultraderecha cubanoamericana y sus “subcontratistas” en la isla quiere opacarla

Histórica visita de Papa Francisco a Cuba, oposición de la ultraderecha cubanoamericana y sus “subcontratistas” en la isla quiere opacarla
El próximo sábado 19 de septiembre el Papa Francisco iniciara una histórica visita a Cuba. La estancia del sumo pontífice en la isla se prolongará hasta el martes 22 cuando partirá hacia los Estados Unidos como parte de su segunda gira por el continente americano. En Cuba el Papa oficiará tres misas multitudinarias, una en la capital, La Habana, otra en Holguín y por último en Santiago de Cuba.

Las autoridades católicas y gubernamentales de Cuba han venido trabajando de conjunto para ajustar todos los detalles y garantizar que la visita de Francisco sea un éxito.

El caso de Cuba es interesante, teniendo una población católica relativamente pequeña, desde finales de los 80s se inició un proceso de acercamiento y reconstrucción de las relaciones entre el estado y la iglesia que han tenido como consecuencia que en los últimos 17 años los tres Papas hayan visitado la isla. En 1998 Juan Pablo II, en 2012 Benedicto XVI  y en 2015 Francisco; honor que solo comparten en la región Brasil y Estados Unidos, naciones con una población católica mucho mayor. Estas visitas demuestran los avances logrados en la relación entre Cuba y el Vaticano, que hoy están en un excelente estado.

Según  han comentado los organizadores de la visita papal, Cuba y su pueblo reciben al sumo pontífice con igual entusiasmo y respeto que a sus dos antecesores, sin embargo se respira júbilo y fervor al ser Francisco el primer Papa latinoamericano, sus posturas de humildad y promoción de mayor justicia social; y por haber jugado un rol destacado en las negociaciones que condujeron a la liberación de los 5 luchadores antiterroristas cubanos y el inicio del proceso de normalización de las relaciones entre La Habana y Washington, anunciados el pasado 17 de diciembre de 2014; día del cumpleaños del Papa argentino.

Cuba da la bienvenida a Su Santidad  bajo la consigna “Somos un pueblo de Paz”, como principales cartas de presentación mencionan las misiones de colaboración médica y educativa que desarrollan en América, Asia y África; y como el más reciente ejemplo la decisiva actuación de profesionales de la salud cubanos en la lucha contra la epidemia del Ébola, entre otras acciones y proyectos que demuestran la vocación humanista y solidaria de ese pueblo.

Sin embargo hay quienes se oponen y critican esta visita apostólica, y están haciendo todo lo posible para deslucirla y que sea un fracaso. La contrarrevolución y la ultraderecha cubanoamericana en las últimas semanas han estado realizando acciones con ese fin, poco les interesa el mensaje de paz y reconciliación que lleva Francisco a Cuba y Estados Unidos, prefieren seguir alimentando el odio y enriqueciéndose de la industria de la contrarrevolución.

Son los mismos que se oponen al proceso de normalización de las relaciones entre Cuba y EE.UU. y abogan por que Washington siga implementando y refuerce la política agresiva y de asfixia económica contra la isla, los que prefieren que sea por la vía violenta, a través de una invasión militar gringa, que se resuelva el diferendo entre ambas naciones.

Desde que se anunció la visita del Papa la contrarrevolución interna, financiada y estimulada desde Miami, ha ido aumentando su ataque mediático contra la misma, a la par que ha desatado diversas campañas y pedidos para lograr que el Sumo Pontífice cuestione públicamente la situación actual de la Isla en el tema de los derechos humanos, ha sido permanente la distorsión de la realidad cubana, el objetivo es presentar una imagen de caos y descontento inexistente en el país.

También buscando presionar a las autoridades eclesiásticas, estos sectores han aumentado su discurso ofensivo, tergiversando la serena, atinada y objetiva postura de las autoridades de la Iglesia en Cuba, que de manera ética se opone a formar parte de estas manipulaciones con tintes políticos. La escalada ha llegado hasta el punto de que algunos grupúsculos contrarrevolucionarios han ocupado centros religiosos con vistas a crear provocaciones. Incluso han acusado al Papa de comunista, otra muestra de su irracional desesperación y del interés de deslucir la visita apostólica.

En esta farsa desfasada han jugado un rol fundamental cabecillas cubanoamericanos como la tristemente célebre representante republicana Ileana Ros-Lehtinen y el terrorista Ramón Saúl Sánchez Rizo, cabecilla y bufón del “Movimiento Democracia”. En Cuba los “subcontratistas” de la industria contrarrevolucionaria cubanoamericana han estado ejecutando las ordenes: en esta lamentable labor se han destacado José Daniel Ferrer, cabecilla del grupúsculo contrarrevolucionario UNPACU, Bertha Soler, de las “Damas de Blanco”, la plataforma social “Cuba Posible”, el “Partido Republicano de Cuba” y otras organizaciones.

Cuba da la bienvenida al Papa Francisco como nación libre, digna, soberana,  humana y solidaria, concentrada en un proceso de actualización de su modelo económico y social, que en esencia persigue los mismos ideales y valores del cristianismo; por lo que a pesar de los intentos de la contrarrevolución interna y la ultraderecha cubanoamericana desde ya se asegura el éxito de la visita de Francisco, el Papa latinoamericano, a la mayor de las Antillas.

(Tomado de Diario La Huella)

Publicado el 18 septiembre, 2015 en mercenarios, Política, Religion. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: