FARC-EP y gobierno colombiano acuerdan cese al fuego y de hostilidades

Representantes de las FARC-EP y el gobierno colombiano se saludan. Foto: AP.

Los representantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) y del gobierno colombiano acordaron un cese al fuego y de las hostilidades que entrará en vigor en fecha próxima. Con tal objetivo, ambas partes solicitarán el acompañamiento de Naciones Unidas y UNASUR en este proceso.

El fin de esa determinación “es que contribuya a poner en marcha la discusión sobre el sistema de monitoreo y verificación y a preparar desde ahora su implementación sin perjuicio de la decisión de las delegaciones sobre la participación en el futuro de otras organizaciones o países”, establece un comunicado suscrito por ambas partes este domingo como parte de los diálogos de paz que llevan desde La Habana, Cuba, con miras a poner fin al conflicto armado en la nación neogranadina que lleva medio siglo.

La lectura del documento estuvo a cargo de los garantes de los diálogos de paz por los gobiernos de Cuba y Noruega, Rodolfo Benítez y Dag Naylander, respectivamente.

Para crear las condiciones que concreten lo antes posible un acuerdo final, las partes han definido un plan con metas preestablecidas, como parte del acuerdo denominado Acelerar en La Habana y desescalar en Colombia.

Informan que las FARC-EP “mantendrán la suspensión unilateral de todo tipo de acciones ofensivas. Por su parte, el Gobierno Nacional a partir del 20 de julio pondrá en marcha un proceso de desescalamiento de las acciones militares en correspondencia de la suspensión de acciones ofensivas de las FARC-EP”, señala el comunicado.

“En todo caso, el Gobierno Nacional y sus instituciones, en cumplimiento de sus obligaciones constitucionales continuarán garantizando la protección de todos los colombianos y el cumplimiento de la ley en todo el territorio nacional”, refiere el texto.

Igualmente se establece que “el gobierno continuará persiguiendo el delito y en ningún caso tolerará que ninguna organización al margen de la ley ejerza coerción sobre las comunidades mediante el uso de las armas”.

Se reafirma que “el gobierno nacional promoverá el respeto y garantizará el libre ejercicio de los derechos fundamentales de todos los colombianos y las colombianas”.

Se determinó también que dentro de cuatro meses a partir de la presente fecha las delegaciones deberán hacer una primera evaluación del cumplimiento de las medidas y “de los resultados de los esfuerzos para agilizar los avances de la mesa de diálogo, y tomará las decisiones que considere pertinentes”.

Las partes hacen énfasis en que todo lo anterior se acuerda “sin perjuicio de la posibilidad de dar inicio al cese al fuego y de hostilidades, bilateral y definitivo, si se llega a un acuerdo”.

Igualmente determinaron que intensificarán mediante un cronograma la implementación de medidas de construcción de confianza.

(Tomado de Cubadebate, con información de AVN)

Anuncios

Publicado el 13 julio, 2015 en Paz para Colombia, Política y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: